México es la parte más débil en la relación bilateral con Estados Unidos, dependemos más de ellos -que ellos de nosotros- en comercio e integración de cadenas de producción, en materia migratoria y en imagen, sí, ellos son una potencia mundial y nosotros un país emergente con graves problemas de mal gobierno, corrupción e inseguridad.

En comercio e integración industrial, el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) vino a fortalecernos a ambos, pero aún seguimos siendo la parte más débil. Ellos tienen una fijación con el tema industrial a pesar de que ya no son una economía industrial sino de servicios e información. Los ha desplazado la automatización, China, México y su propia dinámica. Y claro, nos escogen como chivo expiatorio con fines electorales y políticos, ya que no se pueden pelear contra China o la automatización.

 

Estrategia TLCAN

PUBLICIDAD

Podemos pelear agravios en cortes y organismos internacionales, podemos ayudar a levantar presión en gobernadores y congresistas estadounidenses cuyos votantes han sido beneficiados por el TLCAN, podemos fortalecer la estrategia de diversificación de socios comerciales y dejar que Donald Trump aprenda que la realidad es más compleja de lo que el reportaje de FOX News supone o unos votantes del rust- belt entienden. Pero, aun así, ellos tienen la ventaja.

 

Seguridad-Plan Mérida

En seguridad, en cambio, y a pesar de aparentar ser la parte débil, son ellos los que tienen más interés que nosotros en el Plan Mérida -firmado por Felipe Calderón y George Bush- que propone una cooperación en seguridad de la frontera (la de ellos, entiéndase), el narcotráfico (su guerra fallida) y el terrorismo (sus temores irracionales).

Para nosotros en cambio, el Plan Mérida y la guerra contra las drogas que promueve ha sido una estrategia fallida que nos ha metido en una turbulencia de corrupción y violencia de alto impacto. Antes del Plan Mérida, México era un país en paz con una tasa de homicidios de 8 por cada 100 mil habitantes, hoy la tasa es de 17 y llegó a estar en 24 en su peor momento, pero la tendencia es alcista. Asimismo, nos genera corrupción de alto impacto, narco-política y colapso de autoridades en todo el territorio nacional.

 

Estrategia de Paz

Urge terminar con el Plan Mérida y la guerra, regular cuando menos el cultivo de la amapola y la marihuana (temas a los que se oponen). Con ello demostraríamos que el verdadero combate a una droga es por vía económica y no policial, que la guerra contra las drogas (muy suya) es un absurdo y que ya no estamos dispuestos a ser el chivo expiatorio. Pero más importante aún, en imagen internacional nos mostraríamos como un país fuerte, innovador, independiente y pacífico.  ¡Ah!, sí, y menos corrupto.

Si en el tema de seguridad nosotros ya estamos perdidos y ellos ganados, es momento de voltear los papeles.

Ojo legisladores, éste es un tema legislativo, el presidente de México debe poner cara de “no pude evitarlo” ante el muy probable reclamo de Estados Unidos, en dado caso. Creo que el muro fronterizo, la gran estrategia de Trump, deja en claro que de aquí en delante cada quien cuida sus fronteras y su territorio.

Ahí sí somos la parte fuerte, aunque las apariencias y la mitología digan lo contrario. Nuestra mejor estrategia es la paz.

Mapa hipotético de homicidios sin ejecuciones

 

Contacto:

Twitter: @semaforodelito

Facebook: Semáforo Delictivo

Páginas web: Semáforo DelictivoSemáforo Delictivo en México

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

bolsas-wall street
Wall Street cae en medio de incertidumbre por Trump
Por

El promedio industrial Dow Jones promediaba 20,041.57 unidades, un hundimiento de -0.15%. Nasdaq contabilizaba 5,654.13...