Sí, los compañeros de trabajo de mayor edad pueden aprender de los jóvenes y enseñar valiosas lecciones en el proceso. Es muy común encontrarse trabajando en una oficina multi generacional, aquí ofrecemos algunos tips para sacar el mejor provecho de la situación.

 

Deborah L. Jacobs

 

PUBLICIDAD

Hoy es frecuente encontrar que los baby boomers (nacidos entre las décadas de 1940 y 1960) retrasan su retiro y trabajan más tiempo, por lo que es más frecuente que nos encontraremos laborando en oficinas multi generacionales, lo cual podría ser emocionante y desafiante. En un mundo ideal, tres generaciones trabajarían mejor juntas que por separado, pero ello requeriría que cada uno se mantuviera abierto a los cambios. Los boomers en particular cierran esa posibilidad al ser sumamente críticos y cerrados. Aquí hay algunos pasos que pueden tomarse para evitar ser el dinosaurio oficina.

 

1. Involúcrese. Sheryl Sandberg, jefa de Operaciones de Facebook, señala en su polémico libro Lean In: Women, Work, And The Will To Lead que las mujeres a veces retrasan su desarrollo por no involucrarse activamente. Lo mismo puede suceder con las personas de 50 años o más. Sobre todo si hemos hecho una pausa en nuestra carrera, hay una tendencia a sentirnos menos —a no reconocer el valor que aportamos a lo que podría ser un lugar de trabajo en constante mejora—. Recuerde: hay una razón por la que trabaja en ese departamento y por la cual usted es un miembro del equipo. Sin referirse constantemente a sus muchos años de experiencia, sea un participante activo, y muestre curiosidad sobre los nuevos desarrollos.

 

2. Relaciónese con colegas más jóvenes. Si pasamos todo nuestro tiempo en conversaciones con gente de nuestra edad y conocimientos similares, simplemente reforzaremos nuestros propios puntos de vista. Aprenderá más comunicándose con sus compañeros de trabajo más jóvenes, comprenderá su lenguaje y las cosas que son importantes para ellos. En el proceso, se volverá más accesible para ellos, y ellos lo integrarán más en sus círculos.

 

3. Invierta tiempo en las personas. Haga el esfuerzo de dedicar más tiempo a comprender y aprender de sus colegas. Salga de la oficina para tomar un café o almorzar. Haga preguntas y muestre interés en lo que escucha. Tenga en cuenta las actitudes, culturas, antecedentes y puntos de vista sobre los elementos de trabajo que realizan en conjunto. Es probable que aprenda algo nuevo, conozca nuevas perspectivas y descubra nuevas ideas en la conversación. Incluso es posible que desarrolle relaciones un poco más diferentes y profundas.

 

4. Experimente en su puesto. Puede ser fácil dejar de crecer una vez que hemos estado haciendo lo mismo durante muchos años, pero nunca es demasiado tarde para crecer profesionalmente. Busque nuevos proyectos en los que pueda involucrarse y que ofrezcan oportunidades para mejorar o aumentar sus habilidades.

 

5. Encuentre algo que le apasione. Busque maneras de hacer más cosas que le gusten, tanto dentro como fuera del trabajo. Si encuentra el tiempo para involucrarse en actividades que le inspiren y emocionen naturalmente, lo más probable es que se sentirá mejor en todos los aspectos.

 

6. Sigua aprendiendo y creciendo. Si hay algo en el trabajo sobre lo que le gustaría aprender más, pregunte a sus compañeros. Vea qué los inspira de lo que hacen. Pida que le muestren cómo funcionan las cosas y que le compartan algunas de las cosas en las que han desarrollado experiencia en su campo. Encuentre cursos o conferencias a los cuales asistir; los webinars (seminarios en línea) también pueden ser un gran recurso para el aprendizaje libre (y gratuito).

 

7. Experimente con la tecnología. Trabaje con sus hijos, nietos y colegas más jóvenes para entender cómo funcionan las nuevas formas de tecnología y descubrir cuáles pueden serle relevantes y útiles. Adóptelas, explórelas y descubra cómo pueden ayudarle.

 

8. Haga hincapié en sus fortalezas. Forjar un papel claro con responsabilidades bien delimitadas no sólo ayuda a construir una reputación, también impide que seamos empujados hacia áreas que nos estimulan. Si lo hacemos mal podemos terminar trabajando horas extra, sintiéndonos abrumados por el estrés laboral. Mediante un sutil establecimiento de límites podemos  sentirnos más seguros con lo que hacemos y lograr un estilo de vida más equilibrado.

 

9. Asuma responsabilidades. Tome la iniciativa para un nuevo proyecto, o forme un nuevo equipo o departamento, idealmente algo en lo que pueda trabajar con una persona mucho más joven. No tiene que ser un gran proyecto, puede ser uno pequeño o incluso a corto plazo. Tener un motivo relacionado con el trabajo para pasar tiempo con los jóvenes, independientemente de si elige o no a su equipo, le ayudará a entender sus puntos de vista y ampliar sus propios horizontes.

 

10. Conviértase en una leyenda de su lugar de trabajo. Cada empresa tiene uno. Su objetivo es ser recordado por su contribución. Ésta puede ser su experiencia, habilidad para resolver problemas, creatividad, o confiabilidad. Haga lo necesario para hacer su mejor trabajo.

 

¿Es usted parte de un lugar de trabajo multi-generacional? Por favor, comparta ejemplos específicos de lo que funciona y lo que no en la zona de comentarios.

 

Siguientes artículos

CNBV modifica Basilea III para México
Por

La Junta de Gobierno de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), aprobó modificaciones para el capítulo de reg...