¿Cómo perdemos el tiempo en la oficina?

Foto: Reuters.

¿Cómo distinguimos la pérdida de tiempo de la productividad? Una encuesta realizada por Salary.com revela interesantes datos sobre cómo vemos nuestro comportamiento en nuestro lugar de trabajo.

 

Por Susan Adams

 

Salary.com, un sitio fundado por IBM hace 14 años especializado en carreras profesionales, que proporciona los solicitantes de empleo información gratuita sobre salarios e información más detallada sobre tarifas, acaba de publicar un estudio en el que preguntó a los trabajadores cómo pierden su tiempo en el trabajo. La encuesta, realizada en línea, fue respondida por más de 1,000 personas. En unos momentos iremos a los resultados, pero primero tengo que plantear algunas preguntas.

¿Qué significa hoy en día decir que estamos desperdiciando el tiempo en el trabajo? Es más, ¿qué significa estar en el trabajo, teniendo en cuenta la frecuencia con la que revisamos nuestros dispositivos electrónicos y respondemos asuntos laborales cuando estamos fuera de la oficina?

¿Cómo distinguimos la pérdida de tiempo de la productividad? ¿No tenemos algunas de nuestras ideas más creativas mientras nos dirigimos a la cafetería para tomar algo, o de manera informal platicando con los compañeros de trabajo? Después de que se supiera la noticia de que la CEO de Yahoo, Marissa Mayer, prohibió el teletrabajo en la agobiada empresa de Internet, el columnista del New Yorker James Surowiecki señaló un estudio realizado por el gurú del comportamiento organizacional John Seely Brown, quien encontró que los reparadores de copiadoras de Xerox  que pasaban sus horas muertas en la cafetería no perdían el tiempo en absoluto, sino que participaban en conversaciones productivas acerca de los problemas que enfrentan en el trabajo. Del mismo modo, el experto en cómputo del MIT Alexander “Sandy” Pentland ha realizado estudios que muestran cómo la comunicación informal y casual entre los trabajadores de los call centers aumentó la productividad en un 20%.

Dicho todo esto, aún es interesante tener en cuenta lo que la mayoría de nosotros vemos como perder el tiempo y exactamente como sentimos que lo estamos desperdiciando. Éstos son algunos de los resultados de la encuesta de Salary.com:

 

¿Cuánto tiempo pierdes en un día?

30 minutos: 34%
Una hora: 24%
Una hora, 1-2 veces a la semana: 21%
Varias horas al día: 11%
Ninguno: 10%

 

Cuando estás en el trabajo, ¿qué tipo de sitios web personales visitas más?

Sitios de noticias: 37%
Ninguno: 20%
Redes sociales: 14%
De compras en línea: 12%
Ocio / estilo de vida: 8%
Deportes: 3%
Viajes: 2%

 

¿Qué sitios visitas más durante la jornada laboral?

Facebook: 15%
Yahoo (Marissa Mayer sería feliz): 14%
LinkedIn: 10%
Google+: 8%
Amazon: 6%
ESPN: 2%
YouTube: 2%
Twitter: 2%
Craigslist: 2%
Pinterest: 1%

 

¿Cómo pierdes el tiempo en el trabajo?

Hablando con compañeros de trabajo: 43%
Navegando en Internet: 28%
Enviando/recibiendo mensajes de texto: 4%
En las redes sociales: 4%
Llamadas personales: 4%
Compras en línea: 2%

 

¿Qué día pierdes más tiempo en el trabajo?

Lunes: 16%
Martes: 3%
Miércoles: 9%
Jueves: 6%
Viernes: 43%

 

¿En qué hora del día pierdes más tiempo?

07 a.m.-09 a.m.: 15%
09 a.m.-11 a.m.: 10%
11 a.m.-1 p.m.: 13%
13:00-15:00: 16%
15:00-17:00: 27%

 

¿Cuál es la mayor distracción en su lugar de trabajo?

Demasiadas reuniones: 19%
Equipos ineficientes: 17%
Compañeros de trabajo: 17%
Política de la oficina: 13%
Demasiadas ocupaciones: 13%
Otros: 11%
Mi jefe: 8%

 

Si la empresa donde trabajas bloqueara los sitios que acostumbras usar, ¿utilizarías tu teléfono para verlos mientras estás en el trabajo?

Sí: 52%
No: 41%

 

Este tipo de encuestas siempre invitan a la reflexión, pero creo que ésta en particular debe ser leída con una mirada escéptica, sobre todo la idea de que 43% de los encuestados considera que la pérdida de tiempo en el trabajo se debe a platicar con los compañeros de oficina. Eso podría ser en realidad la parte más productiva de nuestro día. Las conversaciones cara a cara no sólo hacen más profundas las relaciones, también estimulan las ideas.