Hacer negocios con un gigante no es cosa fácil. En el caso de Alsea, se trata de una compañía que opera más de 2,300 restaurantes en territorio mexicano.

Tampoco es imposible: ocho de cada 10 proveedores de la compañía son mexicanos.

El perfil es como el de cualquier otro: tiene que calificar con calidad en sus productos, capacidad de producción de acuerdo con su nivel de compra, explica Gerardo Rojas, director de Alsea, en entrevista con Forbes México.

“La realidad tenemos todo tipo de proveedores. No seleccionamos solo a un perfil, puede ser cualquiera, siempre y cuando cumpla con el precio, producto y tiempo de entrega correctos de acuerdo con el volumen de compra”, explica el directivo.

PUBLICIDAD

Al preguntarle por los errores más comunes, el directivo no puede enlistar uno, pues cualquier pequeña y mediana empresa  que no cumpla difícilmente podrá ser proveedor de Alsea.

La compañía cuenta con un lineamiento denominado Derechos y Obligaciones del Proveedor en el área de Compras, que establece que todo proveedor que incumpla su código de ética será sujeto a inhabilitación y al proceso correspondiente.

También adquieren insumos de proveedores que cumplen las normativas de seguridad alimenticia internacional reconocidas por la Global Food Safety Initiative ( GFSI).

Incluso pintan de verde a sus proveedores para que ofrezcan productos amigables con el medio ambiente. Un ejemplo es que 49.8% de su consumo de servilletas es reciclada y 50.2% son servilletas con componentes naturales biodegradables, de acuerdo con su último reporte anual disponible.

Sus proveedores actuales van desde frutas y verduras en la central de abastos, con un perfil menos institucional, hasta transnacionales y nacionales para materiales impresos, uniformes o café mexicano como el que utilizan en VIPS.

“En Alsea abrimos oportunidades para todos, incluidas las Pymes. Lo que buscamos es gente que comparta la misma manera de hacer negocios, por el cliente, por entregar el producto”.

Las oportunidades de innovación para que empresas participen en sus operaciones están en la transformación de materias primas y alimentos.

También asegura que en la parte de servicio hay oportunidades para crear esquemas distintos y en la tecnología en sus complejos comerciales: “hay una gran oportunidad relacionado a los restaurantes”.

Durante 2017, la compañía facturó 23,676 millones de pesos en México, 7.7% más en su comparación anual, gracias al desempeño de Domino’s Pizza, Burger King y Vips.

 

Siguientes artículos

Marvel sube la apuesta para ‘Avengers: Infinity War’ con nuevo tráiler
Por

Con sus dos películas anteriores de 'Avengers', Marvel Studios recaudó 1,518.8 y 1,405.4 millones de dólares.