Hace 14 años, durante el otoño de 2003, un excelente amigo, hoy gran conocedor de Intermedia Digital en postproducción de cine para Terminal, me invitó con otros colegas a tomar una chela a su casa. Fue una de las chelas que, aunque suene tonto, más me abrió los ojos a la verdadera visión de vivir en red. El edificio en el que vivía tenía un servidor administrado por dos o tres conocedores que vivían ahí.

La red principalmente se distribuía en los departamentos del edificio que juntos pagaban un sólo proveedor de Internet. Este proveedor funciona a su vez con una cuenta que da mejor servicio y mayor potencia porque el contrato es de tipo empresarial, algunos incluso ofreciendo redundancia en el enlace para una mayor estabilidad de la conexión. Es así que todos teniendo un Internet estable y rápido, además compartían los juegos almacenados en su servidor, todo un encanto para gamers, geeks y workaholics en un solo edificio en la colonia Roma.

Justo este tipo de pensamiento es el que hemos dejado a un lado con más y más gente hablando pestes de los proveedores de internet para el hogar, pero viviendo en condominios, incluso en privadas. La realidad es que un poco de comunicación y un servicio con redundancia serían suficientes para evitar grandes problemas de conexión y disminuir los costos al repartirlo entre diversos condóminos. Este tipo de pensamiento, obvio, no le encanta a las ISPs (proveedores de servicio de Internet) conocidas, pero son el sustento de algo que se llama “internet comunitario” que hoy es base para defenderse (o atacar) las nuevas regulaciones de la comisión de telecomunicaciones de EU.

Ante la frustrante realidad de la desaparición de la neutralidad de la red en EU una de las cosas que más se ha volteado a ver es justo las redes comunitarias. Redes que compiten con las grandes compañías que ofrecen Internet, pero lo hacen a nivel comunitario, ofreciendo ahorros sustanciales a lo largo de cuatro años de uso. En México por suerte la competencia ha sido buena, y también tenemos el extraordinario trabajo que se está haciendo detrás de la red compartida. Pero recomiendo no dejar a un lado la idea de que, si te llevas bien con tus vecinos, o tu administrador de inmueble es muy serio, consideren tener una red empresarial para su privada o condominio con redundancia y mucho contenido.

PUBLICIDAD

Esta idea es notoriamente urbana, pensada para lugares con una densidad importante de personas por metro cuadrado. También estoy buscando soluciones para zonas suburbanas y remotas, pero eso es más para soluciones como drones con WiFi y globos como Google Loon. Mientras tanto, manténganse navegando y, espero que disfrutando el poder leer contenidos como este :D.

Buy Me a Coffee, If you like…

 

Contacto:

Correo: [email protected]

Twitter: @ricardoblanco

G+: ricardoblanco

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

copa-rusia-2018
Estado Islámico podría atacar Mundial de Rusia 2018: IHS
Por

La firma de análisis dijo que un ataque exitoso (en Rusia) daría un tremendo impulso a la propaganda del Estado Islámico...