¿Para ser líder hoy se tiene que aprovechar el potencial de la comunicación digital? Desde luego que sí, ya que México está entre los 10 países del mundo con el mayor porcentaje de usuarios en redes sociales. Aquí 3 estrategias para lograrlo.

 

Luego de recibir una invitación el mes pasado para participar en una conferencia sobre liderazgo en mi alma máter, recordé mis años de universitario, en especial una de mis clases favoritas: liderazgo empresarial, que disfrutaba muchísimo, sobre todo porque me gustaba escuchar al doctor Abernathy, un catedrático muy agradable que convertía cada clase en una conferencia magistral sobre liderazgo, describiendo situaciones de la vida diaria y citando ejemplos prácticos, además de que contaba su experiencia como asesor de algunos CEO cuyas compañías tenían su sede en Texas.

El hecho me emocionó, así que, una vez confirmada la fecha e informado sobre los detalles, decidí aceptar la invitación. A partir de ese momento, el enfoque de mi ponencia se convirtió en una especie de obsesión. ¿Desde qué perspectiva abordar el liderazgo para que resulte interesante a los universitarios y les aporte valor como futuros líderes empresariales? Creo que, en parte, mi obsesión tenía que ver con volver a mi alma máter, aunque de cualquier manera necesitaba una perspectiva que resultara interesante, pues el tema del liderazgo es muy amplio y tiene varias dimensiones desde donde se puede abordar.

Estaba a unos cuantos días del deadline para enviar el tema y descriptivo de mi ponencia, cuando una de mis hijas me invitó a almorzar un sábado por la mañana en un restaurante de comida francesa. ¿Quién me diría que allí encontraría la fuente para mi inspiración? Resulta que ya sentado en el lugar, me topé con una réplica del “Napoleón cruzando los Alpes”, que colgado en la pared parecía mirar hacia mí, mientras que mi hija, ininterrumpidamente, respondía los mensajes en WhatsApp.

Napoleón es considerado uno de los líderes militares más grandes de la historia, pero ¿te has preguntado cómo habría ejercido su liderazgo si viviera en estos tiempos, en medio del boom de internet y el auge de las redes sociales? ¿Habría sido diferente? Esto me llevó a considerar cómo el liderazgo también se ha transformado con el acceso a la tecnología y la comunicación digital, en especial por el uso de las redes sociales.

Simplemente pensemos en los grandes líderes de masas de hace una década, personajes políticos, estrellas de cine y de rock, figuras emblemáticas del deporte, etcétera. Todos ellos construían su liderazgo de manera unidireccional en los medios de comunicación, haciendo que los ciudadanos aceptaran, reconocieran y respetaran su posición de manera absoluta, sin discusión alguna que pudiera impactar en la percepción del resto de la población.

Hoy, todo esto ha cambiado. Herramientas como las redes sociales han derrumbado este concepto tradicional de “aceptar los liderazgos” y han dado mayor poder a las audiencias para que opinen, se hagan escuchar, decidan conversar o no con quienes ellos quieren, cierren la puerta a quien no le creen o no les ofrezca algo de valor, es decir, hoy la construcción y ejecución del liderazgo es bidireccional, y quien quiera ganar la aceptación y credibilidad de determinado público tiene que pensar en ellos y como ellos, y ofrecer lo que ellos buscan o necesitan. De lo contrario pueden ser presa de un mar de críticas o convertirse en el bufón de todo mundo.

 

¿Cómo ser líder en los tiempos del hashtag y los likes?

En este entorno tan dinámico y lleno de cambios guiados por la comunicación digital, los CEO, así como cualquier persona que quiera convertirse en líder y mantener cierta credibilidad ante su público, necesitan adaptarse al cambio y ejercer un liderazgo estratégico que “tome al toro por los cuernos” y aproveche el potencial de la comunicación digital en favor suyo.

Pero, ¿en verdad hace falta esto? Desde luego que sí, ya que en la actualidad, México se encuentra entre los 10 países del mundo con el mayor porcentaje de usuarios en las redes sociales, según el estudio “La nueva revolución digital. De la internet del consumo a la internet de la producción”, de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).

Canales de comunicación como las redes sociales no son sólo instrumentos que ponen en riesgo los liderazgos tradicionales, sino que además los pueden transformar positivamente y potenciarlos, permitiéndoles destacar o surgir como líderes naturales y no impuestos.

Convencido de esto, decidí capitalizar esta tendencia para convertirla en el enfoque de mi ponencia y brindar algunas ideas de cómo asumir estos retos del liderazgo que demanda la era digital. Te comparto algunas:

  1. Identifica la información relevante
    No hay nada mejor para pasar inadvertido que opinar sobre algo irrelevante o que a nadie o casi a nadie le importa. Recuerda, algo puede ser importante para ti, pero si es irrelevante para los demás, seguro no te tomarán en cuenta. Así que necesitas identificar los temas importantes, que impactan a tus comunidades o audiencias de interés, y entonces generar conversación sobre los mismos. Aportar nuevos elementos, enfoques o información de valor puede contribuir a posicionarte como líder o fortalecer tu liderazgo ante tu público.
  2. Logra credibilidad y confianza
    En el liderazgo tradicional, la credibilidad en las instituciones, compañías y figuras públicas se construía casi de manera absoluta, por los medios y las formas que fuera. Hoy, la credibilidad no se compra ni se impone, sino que se gana, y la mejor manera de lograrlo es diciendo y haciendo cosas que hagan sentido y aporten valor a la vida de quienes son tu audiencia. Demostrar coherencia con las ideas que expresas y tus acciones es la manera ideal de cumplir las expectativas del público y volverte digno de su credibilidad y confianza.
  3. Mantén tu presencia en los medios sociales
    ¡Esto es básico! Muchos líderes ya reconocen el impacto que tienen estos canales de comunicación en las audiencias; sin embargo, aún se resisten a tener presencia ellos mismos en alguna de las redes sociales o en blogs; creen que para sus organizaciones es suficiente contar con una cuenta para promover la marca o la compañía. Siempre ten presente que cualquier organización necesita estar vinculada a un rostro y a una parte humana. Tu marca, negocio, organización o acciones e ideas que quieras promover para encontrar seguidores tienen un mayor impacto si tu audiencia puede descubrir un rostro humano detrás con quien conversar y a quien seguir.

Sabemos que la tecnología ha ganado un espacio enorme en nuestras vidas, y ello ha hecho que surjan nuevos canales de comunicación como los medios sociales, que se están convirtiendo en el imperativo para lograr la comunicación y la interacción con el público, lo que a su vez se ha vuelto una condición elemental para construir un liderazgo efectivo. Una frase conocida de Stephen Covey, uno de los autores de best sellers sobre liderazgo, dice: “La tecnología reinventará los negocios, pero las relaciones humanas seguirán siendo la clave del éxito.”

Ser parte de esta tendencia digital y transformar tu liderazgo no es tarea de nadie más que de ti mismo, pues necesitas abrir espacios en tu agenda para dar cabida a la comunicación en línea y reposicionarte en medio de esta nueva sociedad digital donde hasta los simples likes y dislikes pueden decidir el futuro de cualquier líder.

 

Contacto:

Correo: [email protected]

Twitter: @HectorMezaC

Facebook: Héctor M. Meza

LinkedIn: Héctor M. Meza Curiel

Página web: InfoSol – Soluciones Integrales en Comunicación

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

¿Bastan 2.5 billones de dólares para componer al mundo?
Por

Los Objetivos de Naciones Unidas para 2030 demandarán grandes recursos en ayuda económica, está claro que no alcanzará p...