Un turista previsor está al tanto de lo que suele salir mal en un viaje.

 

 

Mientras preparamos el equipaje que llevaremos de viaje es normal pensar que todo saldrá bien, que no habrá contratiempos con nuestra salida o con el hospedaje y otros arreglos que hayamos hecho, independientemente de si es por negocios o placer.

PUBLICIDAD

 

Radiografía del viajero mexicano

Antes de continuar es importante conocer algunos datos sobre el perfil de los viajeros mexicanos. Hace apenas tres años rompimos un récord en cuanto a turismo se refiere, ya que recibimos a 22.6 millones de extranjeros; no obstante, al concentrarnos en el viajero nacional, las cosas cambian un poco: uno de cada cuatro mexicanos se ha subido al menos una vez a un avión, siendo más frecuente en los hombres que en la mujeres; dos tercios ha visitado alguna de nuestras playas y, consecuentemente, uno de cada tres mexicanos no conoce el mar.

Todo indica que ser universitario multiplica la probabilidad de viajar al extranjero, particularmente al continente europeo. En viajes de turismo, la mitad lo hace con algún paquete, pero 19% son aventureros, pues resuelven por sí mismos algún itinerario, 35% reserva su viaje dos meses antes de partir, pero 31% lo hace con menos de un mes de anticipación.

 

Lo que suele salir mal en un viaje

Independientemente del motivo de tu viaje, hay un sinfín de situaciones que se pueden complicar: desde un incidente menor conduciendo, requerir algún servicio de asistencia médica, la pérdida del equipaje, el robo de pertenencias o documentos, e incluso la necesidad de un abogado por algún problema mayor.

 

Viaja seguro

Para evitar cualquier tipo de infortunio que pueda arruinar tu viaje, es importante contar con un seguro de viajero que cubra contratiempos como los que se describen, y que puedes contratar en el aeropuerto e incluso por Internet, y cuya duración de la póliza será igual a la del viaje con un mínimo de tres días y un máximo de 11 meses. Con éste cubrirás las eventualidades tanto en territorio nacional como en el extranjero, aunque fuera de México abarcan únicamente hasta por tres meses.

Este tipo de seguros te pagan accidentes, emergencias médicas y una larga lista de servicios asistenciales como abogados, doctores, asesores comerciales, turísticos, pérdida de equipaje, etcétera. Pero si el viaje que realizarás es por motivos académicos en el extranjero, puedes contratar también una póliza internacional de gastos médicos mayores, que te cubrirá hasta por un millón de dólares de gastos en cualquier parte del mundo.

Por último, si tu viaje lo realizas en auto a Estados Unidos o Canadá, por citar un ejemplo, verifica que tu póliza de seguro se extienda a cubrirte por daños a terceros en el extranjero, como hace la empresa para la que trabajo. De esta manera puedes viajar con el respaldo de un seguro que te permita gozar de un viaje inolvidable.

 

 

Contacto:

Twitter: @AXAMexico

Facebook.com/AXAMexico

Correo: [email protected]

 

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

 

Siguientes artículos

Oportunidades con el nuevo Programa Nacional de Infraestructura
Por

Es fundamental que todos los participantes de la industria analicen el programa a fondo para identificar los proyectos d...