Hay miles, quizá cientos de miles de aplicaciones allá afuera peleando por un sitio en la pantalla principal de los teléfonos de los usuarios, pero pocas tienen lo que se requiere para conseguirlo.

 

Por Karsten Strauss

 

PUBLICIDAD

Si desarrollas aplicaciones, seguro lo que más te interesa es que la gente descargue tu producto y lo haga en forma masiva, no importa si formas parte de una empresa o programas desde el garage de tu casa. Después de crear tu app, conseguir que un gran número de usuarios debe ser tu prioridad.

App Annie, una importante firma de análisis, tiene algo que decirte en ese departamento. La compañía de 270 personas rastrea datos sobre millones de aplicaciones de seis tiendas de aplicaciones diferentes en todo el mundo, así como de análisis de anuncios publicitarios en redes sociales y otras plataformas. Los detalles pagados son más detallados. Algunos de sus clientes de pago incluyen a Google, Electronic Arts, Zynga, Microsoft y a un puñado de fondos de cobertura y algunos minoristas.

Forbes conversó con Marcos Sánchez, VP de Comunicaciones de App Annie, para descubrir algunas formas en que los desarrolladores pueden maximizar su exposición y sus ventas. Éstos son algunos de los puntos clave de Sánchez:

1. Optimización para la App Store (ASO)

Éste es el primer paso crucial para cualquiera que piense lanzar una aplicación prometedora al mundo. Al igual que con la optimización de motores de búsqueda, consiste en el uso de palabras y frases clave para dirigir a determinados usuarios un producto. No es tan simple como suena; tienes que hacer tu tarea, dice Sánchez, ya que Google y Apple no explican sus algoritmos de búsqueda a cualquiera. “Al hacer una búsqueda de un término dado, ¿cuáles son las aplicaciones que se muestran? Por otro lado, quieres ver cuáles son las principales aplicaciones de la competencia y cuáles los  términos de búsqueda que hacen que esas aplicaciones aparezcan en las búsquedas.”

Lo que resulte de tu investigación puede determinar no sólo cómo debes describir tu producto, sino tal vez incluso el nombre que le pongas. Cuando Flappy Bird saltó a la fama muchas otras aplicaciones adoptaron la palabra “Flappy” en sus nombres.

2. Iconos y colores

Aparte del nombre, la imagen pequeña que representa a tu aplicación en la tienda es tu primera gran oportunidad de atrapar la mirada y la atención de un usuario. El humano es una criatura visual y lo que elijas para representar a tu producto importa. Para un curso intensivo sobre lo que a los usuarios les gusta, echa un vistazo a algunas de las aplicaciones más populares en la App Store o en Google Play y toma nota de cómo se representan a sí mismas. “Aunque no recomendaría a nadie copiar exactamente lo que algunos de los grandes están haciendo, los grandes prestan mucha atención a este tipo de cosas. Puedes aprender del ejemplo de los casos de éxito que hay allá afuera.”

Por ejemplo, en los juegos a menudo la cabeza de un personaje del juego es usada como icono. Las apps de productividad o servicio suelen usar una imagen clara y colorida que representa simplemente lo que el programa ofrece: Swipe ofrece un teclado con habilidades de deslizamiento, por lo que muestra un dedo en movimiento. Esencialmente, la comunicación ocurre dentro de la imagen.

3. Reseñas  y exposición

Conseguir una buena reseña puede ser una bendición para tus descargas y ventas, y las opiniones merecen una estrategia proactiva. Averigua qué voces tienen peso y busca a esos analistas o publicaciones. El riesgo, sin embargo, es que podrías no obtener buenos comentarios, pero eliminar esa posibilidad es responsabilidad del desarrollador.

La incorporación de componentes sociales en una aplicación es una buena manera de elevar las posibilidades de que tu producto se haga viral. “Involucra a la gente, a los amigos de tus amigos, asegúrate de que haya un mecanismo dentro de la app para invitar a amigos, ya sea en una competencia o por medio de otro tipo de incentivos”, dice Sánchez. Las conexiones a Facebook y Twitter también aumentan la visibilidad.

4. Mercados extranjeros

Las tiendas virtuales hacen que las aplicaciones estén al alcance de todo aquel que tenga un dispositivo móvil en prácticamente todo el mundo. Ésa es una gran oportunidad de negocio, pero aumenta la complejidad, ya que diferentes países hablan idiomas distintos y cultivan diferentes culturas. Las distancias entre culturas son más grandes entre los mercados asiáticos y occidentales, dice Sánchez. “Eso puede abarcar todo, desde cómo se juega un juego hasta cómo se distribuye.”

Un ejemplo es Candy Crush, que aunque es muy popular, eligió para su lanzamiento en Corea del Sur llegar a los usuarios a través de la plataforma de mensajería Kakau, localmente ubicua. “Creó mucha menos fricción para ellos ir por ese camino que intentar distribuirlo por sí mismos por separado, como una aplicación independiente.”

En Japón es común hacer publicidad a las aplicaciones móviles en la televisión, dice Sánchez. “Tus costos de comercialización a nivel internacional pueden ser muy diferentes en función del mercado al que vayas.” En un mercado grande como Brasil —en gran medida dominado por Android— puede ser buena idea usar publicidad dentro de la aplicación como una fuente de los ingresos en comparación con las aplicaciones de pago. Lo mismo con la India, donde el uso de dispositivos móviles está creciendo, pero los consumidores no están acostumbrados a pagar por sus apps con en países más ricos.

En lo que respecta al precio, para un desarrollador en el continente americano sería una jugada más ágil elegir un país de la región para su primera incursión fuera de su mercado local. La traducción al inglés o portugués no es tan compleja como la traducción al chino, por ejemplo.

En resumen

Atraer a una base de usuarios no es fácil, pero tampoco es ingeniería aeroespacial. Todos los consejos de Sánchez, además de muchos otros que los desarrolladores están aprendiendo a medida que comercializan sus productos, son herramientas para maximizar las posibilidades de éxito. El núcleo de todo esto, para bien o para mal, es la propia aplicación. Antes de pensar en la traducción, pedir reseñas en medios o los colores del icono, pregúntate si hay desarrollada una aplicación que sea útil y atractiva.

 

Siguientes artículos

¿Qué estados tienen a las mejores empresas mexicanas?
Por

Banamex, Deloitte y el Tecnológico de Monterrey dieron a conocer el listado de las 60 Mejores Empresas Mexicanas en la e...