Se busca que el número de mujeres en el área notarial siga creciendo en el mediano plazo, hasta superar los estándares de algunos países desarrollados.

 

Por Héctor Galeano Inclán

El Día Internacional de la Mujer, celebrado hace unos días, nos permite reflexionar acerca del papel de la mujer en la sociedad mexicana y los avances logrados en la equidad de género en nuestro país.

PUBLICIDAD

En este contexto es relevante hablar sobre los progresos de la paridad de género en el gremio notarial, una profesión que tradicionalmente estuvo conformada por hombres.

La participación de las mujeres en el notariado en México ha sido un proceso paulatino que inició hace alrededor de cinco décadas; actualmente 19% de los notarios son mujeres.

En el Colegio Nacional del Notariado Mexicano consideramos que el número de mujeres participantes seguirá creciendo en el mediano plazo, hasta alcanzar y eventualmente superar los estándares de algunos países desarrollados. En Francia, por poner algún ejemplo, 33% de los notarios son mujeres, mientras que en España representan el 23.5%. Cabe destacar que en esos países hay también un creciente número de aspirantes, por lo que puede esperarse que estas cifras sigan aumentando en los próximos años.

A pesar de que todavía falta mucho por hacer en cuestión de equidad de género, la participación de las mujeres en el notariado es significativa si se compara con el número de mujeres en otros sectores, ya que en consejos de administración de diferentes sociedades mercantiles en Norteamérica sólo 16% son mujeres, cifra que desciende al 8% en Europa y 2% en Asia.

Es importante señalar que en el sistema jurídico mexicano, los requisitos de acceso al notariado los rigen las leyes de la materia en cada entidad federativa, pero en ninguna de ellas se establecen distinciones en función de género del aspirante. Además, hoy en día en 94% de las entidades federativas se requiere realizar un examen de oposición para seleccionar a la persona más idónea para ocupar la vacante, por lo que son los méritos, y no el género, lo que permite el acceso al notariado.

Consideramos –y así opinan prácticamente todas las notarias con las que hemos platicado– que los exámenes de oposición (única vía de ingreso al notariado que consideramos apropiada) deben dar igual oportunidad a hombres y mujeres, sin hacer ningún distingo, pues sus capacidades son idénticas (hacerlo de otro modo sería discriminatorio y ofensivo).

Asimismo creemos que para ampliar la participación de las mujeres es fundamental hacerlo a través de todas las notarías del país, que año con año reclutan estudiantes en las mejores universidades de derecho del país, para que inculquen entre las practicantes el amor por esta profesión, como se ha hecho durante los últimos siglos, con énfasis ahora en la inclusión de las abogadas y estudiantes mujeres.

A nivel gremial contamos con notarias que desempeñan actualmente funciones dentro del Colegio Nacional del Notariado Mexicano o de los Consejos Notariales Estatales, ya sea en el Consejo Directivo o en diversas comisiones. Estamos seguros de que ellas han contribuido y contribuirán a dar visibilidad al notariado mexicano y al papel de la mujer en el mismo.

En conclusión, es posible y probable que en el futuro un mayor número de mujeres estén interesadas en dedicarse a esta noble profesión, que desempeña un papel fundamental en el ejercicio diario de la certeza y seguridad jurídica de los mexicanos.

 

Notario Héctor Galeano Inclán, presidente del Colegio Nacional del Notariado Mexicano.

 

Contacto:

Correo: [email protected]

Twitter: @notariadomex

Página web: Colegio Nacional del Notariado Mexicano

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Singapur quiere ser un aliado de México en energía
Por

La reforma energética representa una oportunidad importante para los empresarios provenientes de Singapur, pues les perm...