Un sondeo de la empresa BAE Systems Applied Intelligence a funcionarios de la división de tecnología de la información en compañías desde bancos a minería, tecnología y leyes mostró que las firmas estadounidenses ya gastaban un 15% de su presupuesto de TI en mejorar la seguridad.

 

Reuters

 

PUBLICIDAD

LONDRES – Casi un 60% de las principales firmas de Estados Unidos, Canadá, Gran Bretaña y Australia aumentaron su gasto enciberdefensa tras el robo de información de millones de clientes de grandes compañías como el minorista Target, mostró un informe el martes.

Un sondeo de la empresa BAE Systems Applied Intelligence a funcionarios de la división de tecnología de la información en compañías desde bancos a minería, tecnología y leyes mostró que las firmas estadounidenses ya gastaban un 15% de su presupuesto de TI en mejorar la seguridad. La cifra parecía ir enaumento.

En Estados Unidos, un 60% de los encuestados dijo que el presupuesto de ciberseguridad aumentaría como resultado directo de recientes ataques dealto perfil. Esa cifra se compara con un 49% en Gran Bretaña, un 54% en Canadá y un 64% en Australia.

Entre el 27 de noviembre y el 14 de diciembre, el minorista estadounidense Target perdió información de unos 40 millones de tarjetas de crédito y débito y 70 millones de datos de clientes a manos de piratas informáticos.

Muchas otras firmas, como bancos, también perdieron información a manos de empleados o de quienes ingresaron en sus sistemas desde el exterior.

“Nuevas tecnologías, prácticas de negocios cambiantes y una creciente dependencia de sistemas claves interconectados e infraestructura aumentan nuestra vulnerabilidad a ataques”, dijo el reporte.

“Serán esas organizaciones que integran la información de seguridad en sus operaciones las que recogerán los beneficios y crecerán”, agregó.

Anteriormente conocido como Detica, BAE Systems Applied Intelligence es la filial de informática de la compañía británica de defensa.

Más del 80 por ciento de los encuestados esperaban que el número de ciberataques aumente. La pérdida de información de clientes fue por lejos la mayor preocupación, seguida de la pérdida de secretos comerciales, daño a la reputación e interrupción del servicio.

En Estados Unidos, un 29% de quienes contestaron estimaron que un exitoso ataque informático podría costar a sus organizaciones más de 75 millones de dólares (mdd). Casi la mitad dijo que podría costar más de 15 mdd.

La evaluación del peligro varió entre las regiones y las industrias, dijo el reporte. Las firmas estadounidenses pensaban que la propiedad intelectual era la segunda mayor amenaza a sus redes tras fraudes profesionales, mientras que en Gran Bretaña ese lugar era ocupado por activistas y en Australia por piratas informáticos amateur.

 

Siguientes artículos

Cásese quien pueda: el amor reina en la taquilla
Por

 Cásese quien pueda y Lego se posicionan por segunda semana en lo más alto del Box Office con mayor número de entradas v...