Desde mayo de 2000, 16 de las empresas de comida y bebidas más grandes del país se comprometieron a reducir 1 billón de calorías en sus productos, hasta la fecha se han vendido 6.4 billones menos, según un estudio de la Universidad de Carolina del Norte.

 

Reuters

NUEVA YORK – El esfuerzo voluntario por parte de las mayores compañías de alimentación del mundo en eliminar miles de millones de calorías de los productos que venden en Estados Unidos para ayudar en la lucha contra la obesidad ha superado sus metas, según un estudio independiente.

PUBLICIDAD

En mayo de 2010, 16 de las compañías de alimentación más grandes del país, desde Coca-Cola a Kraft Foods Group, se comprometieron a eliminar 1 billón de calorías del mercado estadounidense para el 2012 y 1.5 billones para 2015, teniendo como referencia los datos de 2007.

Según un análisis realizado por los investigadores de la Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill, para 2012 ya vendieron 6.4 billones de calorías menos.

“Informes como este, y el hecho de que hayan superado por cuatro su compromiso, demuestra que se puede lograr un progreso ofreciendo opciones más saludables a las familias estadounidenses”, dijo Larry Soler, presidente de la Sociedad por una América más Saludable, una organización sin fines de lucro encabezada por la primera dama Michelle Obama.

En su momento, los críticos dijeron que el grupo dependía demasiado en la buena fe de la industria y que no podía sustituir la estricta regulación sobre cómo se produce y distribuye la comida.

Aún no está claro cómo consiguieron cumplir esa significativa reducción de calorías, dijo el investigador de salud pública de la Universidad de Carolina del Norte Barry Popkin, que dirigió el análisis financiado por la Fundación Robert Wood Johnson.

Parte de la reducción puede deberse a la recesión, ya que las familias más afectadas económicamente recortan en comida basura.

Popkin y su equipo descubrieron que las compañías de refrescos están produciendo más bebidas que incluyen edulcorantes artificiales además de azúcar, que contienen menos calorías que las bebidas de azúcar natural exclusivamente. También están “cambiando a publicidad de bebidas bajas en calorías”, dijo, como hicieron Coca-Cola y Pepsi.

La mayor reducción de calorías se produjo en las familias con niños pequeños. “Parece que son los padres los que consiguen la reducción de calorías” dijo Popkin.

Tampoco está claro si el decrecimiento de calorías puede afectar a los más de dos tercios de estadounidenses con sobrepeso u obesidad. Los 6.4 billones de calorías menos resultan ser 78 calorías menos por persona al día, si se reparte equitativamente en la población estadounidense de 2012.

En Estados Unidos hoy se consume de media 300 calorías diarias más que en 1985 y 600 más que en 1970, según el informe de la Fundación por la Salud de América.

Las otras compañías que se comprometieron a reducir las calorías son Bumble Bee Foods, Campbell Soup, ConAgra Foods, General Mills, Hillshire Brands, Kellogg, Mars, McCormick & Company, Nestlé USA, Post Foods, Hershey Company, J.M. Smucker y Unilever.

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC por su sigla en inglés), un 35.7% de los adultos del país son obesos, al igual que un 14.9% de los niños, aunque esa cifra es menor al 15.2%  del 2003.

 

 

Siguientes artículos

UE aprueba fusión de agencias Publicis y Omnicom
Por

Las agencias de publicidad competirán de mejor forma con empresas como Google y Facebook; la alianza pondrá bajo un mism...