La adquisición de Microsoft por 19,700 millones de dólares de la empresa de reconocimiento de voz de inteligencia artificial Nuance Communications, la más grande que el gigante del software ha hecho desde la compra de la red social LinkedIn por 26,000 millones de dólares en 2016, puede indicar una nueva oleada de adquisiciones destinadas a reforzar la presencia de Microsoft en una variedad de empresas y para alcanzar más consumidores.

Lo cierto es que Microsoft tiene con qué salir de compras y sin preocuparse por sobregirar la tarjeta, la firma tenía una pila de efectivo de más de 130 mil millones de dólares en diciembre. Su adquisición de Nuance, que fue pionera en el software detrás del asistente virtual Siri de Apple y ahora se enfoca en el reconocimiento de voz y la automatización para proveedores médicos, muestra la amplitud de las ambiciones del CEO Satya Nadella de expandirse más allá del negocio principal de software empresarial de Microsoft, dicen los analistas.

“Nadella está en la senda de la guerra de fusiones y adquisiciones”, dice Dan Ives, analista de Wedbush Securities. “La próxima frontera para Microsoft no es simplemente sentarse en su éxito”.

Microsoft compró el holding de videojuegos ZeniMax Media, propietario de la serie de juegos Doom y Wolfenstein, entre otros, por 7,500 millones de dólares en septiembre pasado. Antes de eso, intentó adquirir partes de TikTok, la popular aplicación para compartir videos de formato corto, pero perdió ante su rival de software Oracle. Y se dice que Microsoft está en conversaciones para comprar Discord, una popular aplicación de chat, por más de 10 mil millones de dólares. 

Sigue la información de la tecnología en nuestra sección especializada

Los grandes ganadores del acuerdo con Nuance incluyen a los mayores inversores de la empresa de reconocimiento de voz, Vanguard Group, Viking Global Investors y ClearBridge Investments. Los tres accionistas individuales más importantes de la empresa son ejecutivos de la empresa: Robert Weideman, un vicepresidente ejecutivo que ha estado en Nuance desde 2003, posee casi 340,000 acciones, por un valor de 19 millones de dólares en la transacción. Daniel Tempesta, director financiero y vicepresidente ejecutivo, posee 293,550 acciones, cerca de 16.4 millones de dólares, y Mark Benjamin, quien se convirtió en director ejecutivo de Nuance en 2018, posee poco más de 160,000 acciones, por un valor de 9 millones de dólares en el acuerdo.

Si bien ZeniMax, TikTok y Discord son jugadores en el mercado de consumo -segmento en el que Microsoft va rezagado frente otros gigantes tecnológicos- Nuance es un acuerdo para reforzar su negocio empresarial. 

Con sede en Burlington, Massachusetts, Nuance es el fabricante de tecnología de reconocimiento de voz e inteligencia artificial que ha cambiado su enfoque principalmente al sector de la salud, con más del 60% de sus ingresos provenientes de esa industria. La compra de Nuance por parte de Microsoft, anunciada el lunes, incluye 16 mil millones de dólares en efectivo y 3.7 mil millones de dólares en deuda asumida. 

NO DEJES DE LEER: Morena propone impuesto de 7% por consumo de Netflix, Disney+ y otros servicios

La tecnología de inteligencia artificial de Nuance podría aplicarse a otras industrias para las que Microsoft opera servicios de cloud computing específicos, incluidos el comercio minorista, la fabricación, los servicios financieros y las organizaciones sin fines de lucro, dice Mark Moerdler, analista de Sanford C. Bernstein & Co. “Las capacidades de lo que Nuance posee son aplicables fuera de la industria de la salud”, dice.

El software empresarial ha sido la joya de la corona de Microsoft durante algún tiempo. Se ha expandido más allá de su línea de sistemas operativos Microsoft Windows, la suite Microsoft Office y sus navegadores web Internet Explorer y Edge al establecer con éxito su presencia en la nube con Azure, su servicio de computación en la nube que ahora compite directamente con Amazon Web Services (AWS). Su adquisición de LinkedIn lo convierte en el operador de la red social de orientación profesional más popular del planeta.

Como presagio de su última adquisición, Microsoft se asoció con Nuance el año pasado para lanzar Dragon Ambient Experience, un producto que registra y transcribe conversaciones médico-paciente, llenando automáticamente los registros médicos electrónicos. El producto “fue una solución para telesalud en respuesta al abrumador aumento de visitas virtuales provocadas por la pandemia global de Covid-19”, según un comunicado de prensa de Nuance en ese momento. El mes siguiente, Microsoft anunció que estaba construyendo Microsoft Cloud for Healthcare, que se lanzó oficialmente en octubre.

“Cuando observa la tecnología específica que aporta Nuance en términos de reconocimiento de voz e inteligencia artificial conversacional, Microsoft ha estado invirtiendo fuertemente en esa área durante algún tiempo por su cuenta”, dice Jay Vleeschhouwer de Griffin Securities.

Algunas de las empresas de atención médica más importantes son clientes de Nuance, como Athenahealth, la Escuela de Medicina John Hopkins, Cerner, Epic, Vanderbilt University Medical Center y Yale New Haven Health. 

Esto le da a Microsoft la oportunidad de incorporar a esos clientes y generar más tráfico en Azure, una estrategia importante para la empresa, según Michael Turits, analista de KeyBanc Capital Markets. “[Microsoft] está gastando miles de millones de dólares para construir Azure, que es como una fábrica gigante. Ahora lo que dicen es  ‘llenemos la fábrica’”.

Algunos analistas dicen que fue una bendición que el intento de Microsoft de comprar TikTok fracasara. “Lo mejor que le ha pasado a Microsoft es que el acuerdo no se concretó”, dijo Ives sobre Wedbush. “Habría añadido incertidumbre a Microsoft en un momento en que la empresa está funcionando a toda máquina”. La avalancha de acuerdos reales e intentados muestra que Microsoft quiere competir en el sector de tecnología de consumo. “Creo que necesitan ser más agresivos del lado del consumidor porque esa es el área donde juegan detrás de la industria”, explica.

Discord, una plataforma de mensajería centrada en los videojuegos, sería una apuesta clara en el mundo de consumo para Microsoft, una que algunos analistas creen que encajaría bien con su negocio de videojuegos. Microsoft es dueño de la consola Xbox, el servicio de transmisión de juegos por la nube X Cloud y un producto tipo Netflix de descarga de juegos llamado GamePass.

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado

Los objetivos de adquisiciones futuras de Microsoft están por verse, pero es probable que sean empresas que puedan impulsar el crecimiento de los productos actuales de la firma, comenta Moerdler de Sanford C. Bernstein. “No se trata de comprar una empresa porque está creciendo bien o para integrar sus ingresos a tus operaciones”, dice. “Microsoft está comprando cosas que pueden generar disrupción positiva  en su propio negocio”.

POR: Angel Au-Yeung

 

Siguientes artículos

Morena propone impuesto de 7% por consumo de Netflix, Disney+ y otros servicios
Morena propone impuesto de 7% por consumo de Netflix, Disney+ y otros servicios
Por

Dicho impuesto se cobraría adicionalmente a la tarifa de plataformas como Apple Tv, Disney +, Hulu, Netflix, Roku, entre...