Hay diferentes tipos de usuarios de tarjetas de crédito además de los totaleros y no totaleros. Están, por ejemplo, los que usan su tarjeta de crédito para pequeñas compras y los que usan su plástico para grandes compras.

De estos dos últimos, ¿cuál es mejor? Depende. A continuación, te explico por qué.

Primero, aclaremos: ¿Qué es una compra grande? Para algunos, probablemente sea un gasto por arriba de los 10 mil pesos; para otros, por arriba de los 30 mil y así sucesivamente.

La medida de la cual partimos para definir si una compra es grande o pequeña es, principalmente, nuestro ingreso mensual. Si un ‘tarjetazo’ representará el 25% o más de tu ingreso, quizá sea una compra grande para ti.

PUBLICIDAD

Segundo, depende del límite de crédito de tu tarjeta. Si con una compra vas a gastarte toda tu línea revolvente, o gran parte de ella, es un gasto grande.

Pero, el hecho de que la compra con tu tarjeta de crédito sea grande no necesariamente es malo, siempre y cuando no rebases tu capacidad de pago en general y/o pagues más del mínimo al mes.

También es importante controlar tu gasto, para que no te afecte en tu score crediticio.

Mi conclusión es que hay veces en las que la tarjeta de crédito es muy buena herramienta para compras grandes, pero en general es mejor usarla frecuentemente para pequeñas, sin rebasar el 30% de la línea de crédito.

#1 Haz una compra grande si…

  • Es un gasto muy necesario y no tienes otra forma de cubrirlo, como un pago hospitalario o algún otro tipo de emergencia.
  • La planeas y tienes una parte ahorrada que puedas depositar para aprovechar los puntos de recompensa que tenga tu tarjeta. Es como si dieras un buen “enganche” para pagar menos en los próximos meses.
  • Encontraste una gran oferta en algo que necesitas, pero no tienes dinero en este momento. Por ejemplo, si buscas un refrigerador y lo hallas con 50% de descuento a 12 meses sin intereses, conviene aprovechar la promoción.
  • Tienes ingresos estables y una seguridad relativa de que podrás pagar tu compra en varios meses.

#2 Haz compras pequeñas…

  • Siempre y cuando no rebases el 30% de tu línea de crédito y pagues el total de tu saldo o más del mínimo cada mes.
  • En lugares que te den puntos por compras.
  • A través de servicios domiciliados, pero deposita el dinero antes de que te lo carguen.

Si eres muy ordenado con tus gastos, deposita dinero a tu tarjeta de crédito y paga lo más que puedas con ella, para obtener puntos por tus compras.

¿Tú qué tipo de usuario eres? ¡Cuéntame!

 

Contacto:

Twitter: @BernardoPrum

LinkedIn: bernardo-prum

Facebook: ComparaGuru

Blog: ComparaGuru.com

Página web: ComparaGuru.com

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Trump
Trump confía que China relaje barreras comerciales
Por

Estados Unidos y China han amenazado con imponer aranceles por decenas de miles de millones de dólares en días recientes...