En México hay cuatro millones de negocios; 94% son pequeñas y medianas empresas, y algunas, sin saberlo, ya utilizan servicios en la nube, pero ¿esta herramienta puede convertirse en clave para el éxito de los micronegocios?

 

Cualquier negocio busca ganar dinero y simplificar procesos, y con la evolución de la tecnología, el cómputo en la nube se ha vuelto una herramienta para lograr esa meta.

En México, el principal uso del cómputo en la nube por parte de las empresas es la administración de la base de datos, con 82.4%; en segundo lugar está la gestión del correo electrónico, con 29.4%; inteligencia de negocio, también con 29.4%; gestión de relaciones con clientes, 17.6%, y planificación de recursos empresariales (ERP, por sus siglas en inglés), con 5.9%.

PUBLICIDAD

Esto significa un ahorro de 1,575 millones de pesos para el comercio al por menor en tiendas, según el estudio El cómputo en la nube: nuevo detonador para la competitividad, realizado por el Instituto Mexicano para la Competitividad (Imco).

“Las pymes tienen una enorme ventaja con el cómputo en la nube. Ahora tienen acceso a la tecnología sin preocuparse por la complejidad, el costo o la compra y el mantenimiento de los equipos. Pueden contratar servicios en la nube que resuelvan los problemas básicos del negocio”, comenta Felipe Sánchez, director general de Wingu Networks, empresa especializada en herramientas de tecnología en la nube.

Pero, ¿realmente el cómputo en la nube es necesario y útil para la tiendita de la esquina?

“A fin de que un pequeño comercio o una tiendita puedan incrementar su productividad o la promoción de sus servicios y productos deben adoptar tecnología. No hablamos, en primera instancia, de adoptar servicios sofisticados en la nube, sino de adoptar tecnología básica, y la nube es un modelo que permite adoptar esa tecnología de manera sencilla”, señala Felipe Sánchez.

Para el directivo, adoptar el cómputo en la nube es una tarea sencilla, pues al utilizar aplicaciones, como redes sociales, las empresas ya tienen contacto con plataformas de almacenamiento virtual. La ventaja que tienen las empresas pequeñas, dice, es que pueden familiarizarse con la nueva tecnología de almacenamiento y contabilización desde que las operaciones tienen un volumen bajo.

Algunas compañías han visto en las pymes una oportunidad de negocio en cuanto a adopción de tecnología, sobre todo en lo referente al retail y soluciones de punto de venta. SkyPOS, una empresa de la firma de tecnología Sophitech, ofrece una plataforma que cuenta con dos elementos básicos: un portal en internet y una aplicación para iPad habilitada para operar incluso desconectada de internet.

“No estamos inventando el hilo negro. Existe une tendencia global en la industria del retail que se está transformando con estas tecnologías. La plataforma es totalmente operable para aquellas empresas que venden mercancía física inventariable”, comenta Edgar Animas, director general de Sophitech.

Así, cualquier negocio puede adoptar el cómputo en la nube. Incluso, la tendencia mundial es que cada vez más empresas migrarán a la nube en los próximos años.

Usos del cómputo en la nube de las tienditas y las grandes empresas 

Tienditas (pymes) Grandes empresas
Organización y administración básica del negocio. Big Data/Organización y administración del negocio pero a un mayor volumen. En las grandes empresas el valor de la información es lo más importante.
Página de internet y manejo de una o más redes sociales. Varias páginas de internet y presencia en todas o varias redes sociales.
Gestión de inventarios: productos, proveedores y facturación. El inventario de una tiendita (pyme) de accesorios deportivos no es ni remotamente el volumen que maneja una tienda como Nike, Rebook, etc. Lo mismo pasa con la generación de facturas.
Aceptar tarjetas de crédito y débito es un reto. Vender recargas de tiempo aire figura como un diferenciador para ganar mercados. Aceptan todas las tarjetas de crédito y procesan cientos o miles de transacciones en un día.
Mantener contacto y mejorar sus relaciones con clientes y proveedores a nivel local. Mantener contacto y mejorar sus relaciones con clientes y proveedores a nivel nacional e internacional.

Miedo y ciberseguridad, los principales retos 

En la medida que más compañías adoptan el cómputo en la nube necesitan descubrir la mejor manera de administrar sus datos en ese tipo de ambiente. Más de 65% de los departamentos de TI de las empresas adoptarán tecnologías de nube híbrida antes de 2016, según datos de IDC.

Edgar Animas considera que adoptar el cómputo en la nube es fundamental para las pymes. Explica que  la nube tiene un componente clave: democratiza el uso de la tecnología, pues las pymes no necesitan realizar inversiones muy onerosas. Sin embargo, a nivel nacional existen retos que superar en materia de adopción de tecnología en general.

“En nuestro país, sólo 56% de las empresas tiene una conexión a internet, y de éstas únicamente 66% lo usa en verdad, un problema que se agudiza mientras más pequeño sea el negocio”, revela el Estudio de Conectividad Empresarial del Índice Qualcomm de la Sociedad de la Innovación.

La falta de información provoca miedo al uso de internet y retrasa la aplicación del cómputo en la nube para las pymes.

“A veces el reto que tienen las pymes es la falta de información. No saber qué soluciones o qué productos hay disponibles es un reto, porque las empresas siguen sin adoptar la tecnología por miedo”, comenta Felipe Sánchez.

Edgar Animas coincide: “Las capacidades que tienen los micronegocios son pocas con relación al uso de la tecnología. Para ellos, tener que administrar programas informáticos que se instalan en una PC y que son susceptibles de tener virus es muy complicado y a veces es el inhibidor principal”, argumenta el directivo.

A su vez, la seguridad en internet genera desconcierto sobre la efectividad de las plataformas. De acuerdo con el Comité de Seguridad de la Asociación Mexicana de Internet (AMIPCI), la ciberdelincuencia en México se posiciona como el segundo mayor delito después del narcotráfico.

“Se sabe que tras un ataque cibernético –desastre natural o humano– 93% de las empresas que pierden datos críticos cierran sus puertas en los siguientes dos años. Este alto porcentaje ha incrementado la necesidad de que las empresas y organismos cuenten con soluciones de respaldo y seguridad de la información”, revela un documento de Alestra.

 

El futuro no es opcional 

Pese a los retos tecnológicos y culturales, los expertos coinciden en que la actualización tecnológica es una necesidad que no está a discusión, pues el rezago implica un riesgo de fracaso aún mayor a una implementación fallida de tecnología.

“El riesgo de no adoptar la nube es volverse obsoleto. Yo no veo otro camino. Las empresas deben adoptar tecnología de alguna u otra manera. Las empresas que no lo hagan quedarán obsoletas e incluso corren el riesgo de desaparecer, porque otras empresas del mismo ramo sí la van adoptar y se volverán más competitivas en menos tiempo”, comenta Felipe Sánchez.

Para Edgar Animas, el tiempo de adopción se vuelve un factor principal. “El miedo a la tecnología puede implicar que una empresa o un pequeño comercio no pueda ser competitivo ante las grandes cadenas comerciales que tienen plataformas tecnológicas muy robustas”, dice.

Ambos especialistas concuerdan en la importancia y necesidad del cómputo en la nube y comparten algunos consejos para que las pymes adopten esta herramienta.

  1. Determinar qué es lo que quieren hacer. Definir qué es lo que quiero hacer, cuál es mi problema: ¿quiero promocionar más mis productos?, ¿quiero vender más productos?, ¿quiero darme a conocer o mejorar mi productividad?, ¿quiero tener más comunicación?
  2. Orientación. Qué tecnología se necesita para resolver mi problema.
  3. Confianza. Que confíen realmente en que la tecnología puede ser benéfica para sus negocios, que la adopten sin miedo.
  4. Productos. Adicionar productos que generen tráfico a sus comercios, productos electrónicos para que puedan adicionar a sus negocios: tiempo aire, pago de servicios, etc. Esto provoca un flujo más importante de gente.
  5. Elección adecuada. Qué empresa me ofrece los servicios que yo necesito. Una buena opción es una empresa que ofrezca todos los servicios necesarios y que puedan adaptarse a cualquier tamaño de empresa.
  6. Medir resultados. Estar monitoreando constantemente si la elección de esa tecnología me está generando más ventas, más tráfico, eficiencia. En la medida que se puedan tener más métricas claras, voy a poder determinar si ese esfuerzo valió la pena y tuvo un retorno.

 

Siguientes artículos

¿Cuánto cuesta competir en la Fórmula 1?
Por

Correr en la Fórmula 1 requiere de destreza y mucho entrenamiento. Pero también de una cuantiosa inversión inicial: 7.3...