Con el nuevo secretario de Hacienda y Crédito Público (SHCP), Arturo Herrera, el gobierno de México puede retomar la reforma energética que detuvo el gobierno actual, consideró Barclays.

El jefe de investigación económica para América Latina de la institución financiera londinense, Marco Oviedo, dijo en entrevista con Forbes México que Herrera podría unir esfuerzos con otros miembros del gabinete a favor de la reforma, como Alfonso Romo, para convencer a aquellos en contra de la política energética implementada por el gobierno priista de Enrique Peña Nieto.

En diciembre 2013, México aprobó cambios constitucionales que terminaron con el monopolio petrolero de Petróleos Mexicanos (Pemex) para abrir el sector a la iniciativa privada, además de crear un mercado eléctrico mayorista que detonó los precios de generación eléctrica más baratos del mundo.

Pero en diciembre de 2018, el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador canceló las rondas petroleras 3.2 y 3.3, siete asociaciones de Pemex con empresas privadas (farmouts), la cuarta subasta eléctrica y la licitación de dos líneas de transmisión eléctrica en Oaxaca y Sonora, respectivamente.

“La discusión va en el sentido de hacia dónde llevar a la empresa (Pemex), si hay que retomar la reforma energética o no, yo creo que por ahí está el nivel de la discusión”, comentó Oviedo.

La compañía del Estado mexicano es la petrolera más endeudada del mundo, pues arrastra pasivos financieros por 106,500 millones de dólares, mientras su producción ha declinado a 1.6 millones de barriles de crudo diarios, desde su máximo histórico de 3.4 millones en 2004.

El gobierno prometió elevar la producción a 2.4 millones de barriles diarios en 2024. Este año ha destinado  aproximadamente 13,000 millones de dólares para Pemex, pero sus necesidades financieras y de producción oscilan los 35,000 mdd anuales, según estimaciones de la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH).

Tras la renuncia de Carlos Urzúa a la dependencia encargada de las finanzas públicas del país, la comunidad financiera respaldó a Herrera ante sus comentarios promercado, como el retraso de la refinería para destinarle más presupuesto a la exploración y producción de hidrocarburos de Pemex.

“Sin duda, es un gran nombramiento. Inspira confianza y entiende al mercado. Arturo Herrera cuenta con amplia experiencia. Conoce los problemas hacendarios y ha mostrado voluntad permanente para solucionarlos”, comentó Citibanamex en un reporte.

Oviedo coincidió en que el mercado  tiene muy buena impresión de Herrera y una percepción de llevar temas más sensibles de México como manejo de deuda publica, el apoyo a Pemex y relación con inversionistas.

Pero el mandatario originario de Tabasco ha desmentido al funcionario públicamente. Primero por un retraso en la construcción de la refinería y luego por el regreso de la tenencia vehicular para aumentar la recaudación.

Lee también: Analistas de bancos dan visto bueno a Herrera, pero los inquieta pleito en gobierno

“Sí puede haber mensajes encontrados. El papel del secretario de Hacienda es discutir con el presidente cosas que no son factibles y poderle decirle: no esto no va. Lo hemos visto con Vicente Fox , Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto. Es sano que existan esta diferencias, porque Hacienda se encarga de repartir los recursos limitados frente una demanda ilimitada”, agregó el economista de Barclays.

 

Siguientes artículos

Nacer y morir con carencias, estas son las zonas en donde la pobreza ‘atrapa’ a sus habitantes
Por

Estos municipios representan “auténticos laberintos de la desigualdad” y 80% de ellos están ubicados en Oaxaca, Puebla,...