La evolución de la tablet emblema de Apple podría atraer a clientes corporativos que la vean como un reemplazo potencial de computadoras portátiles más costosas.

 

Por Alex Konrad

Cuando Apple presentó su nueva iPad Pro, la compañía mostró una tableta más grande y más rápida con un montón de mejoras al nivel de su modelo insignia. Pero a medida que Microsoft y Adobe aparecieron en el escenario para presentar sus respetos a la Pro, la pantalla más grande con mayor resolución e incluso el stylus que la empresa imaginativamente bautizó como Apple Pencil, todo apunta a algo más. Apple por fin presentó un producto enfocado en la movilidad empresarial, uno con el potencial suficiente para ayudar a Apple a dominar el mercado en los próximos años.

“Ésta es la noticia más importante sobre el iPad desde el iPad”, dijo el CEO de Apple, Tim Cook, a la multitud mientras les ofrecía el primer vistazo a la Pro. Y las mejoras del iPad son importantes, desde su pantalla de 12.9 pulgadas y 5.6 millones de pixeles de resolución hasta la batería de 10 horas de duración y los gráficos que, afirma la compañía, son dos veces más rápidos que los del último iPad y un procesamiento 1.8 veces más veloz. La nueva tableta estará disponible a partir de noviembre, al igual que el stylus que parece ir en contra del desprecio bien publicitado de Steve Jobs por ese dispositivo de la era Palm. Empaquetados juntos, sin embargo, esos pedazos encajan en un rompecabezas específico: las necesidades de una oficina móvil.

Para entender por qué, sólo observa a los trabajadores de campo, los vendedores y personal de apoyo de las empresas que se reúnen con clientes fuera de la oficina. El enfoque histórico de Apple en los consumidores había producido tabletas que las empresas encontraban demasiado pequeñas y difíciles de usar, sin teclado o stylus para ayudar a llenar los formularios sobre la marcha. Eso no impidió que muchos representantes adoptaran iPads de todos modos a partir de 2012, dice Jason Lemkin, que vendió la empresa EchoSign a Adobe en 2011 y ahora invierte en emprendimientos en Storm Ventures. Para Lemkin, la Pro es lo que los veteranos corporativos han estado esperando de Apple. “Por fin tenemos lo que nos habría gustado tener en 2011 o 2012. Las empresas siempre están tres o cuatro años atrás de la tecnología de consumo, y esto es prueba de ello”, dice.

El mercado corporativo se ha unido en torno de Apple, incluso a pesar de su aparente falta de interés hasta ahora. “El dominio de Apple en la movilidad empresarial es incomparable”, dice el CEO de Box Aaron Levie, cuya compañía es una de varias startups de nueva creación que han empezado a trabajar en los últimos meses con Apple en nuevas apps de negocio para mercados verticales como salud, comercio minorista y servicios financieros. La gran mayoría de los clientes empresariales de Box ya usan el sistema operativo de Apple hoy en día, dice Levie.

Para ver la tendencia de adopción empresarial del iPad, Apple y sus competidores necesitan simplemente miran las tendencias en ventas globales. Como un producto de consumo en su mayoría, las ventas del iPad han mostrado una tendencia a la baja en los últimos meses desde un máximo registrado en 2014. El último trimestre, Apple reportó la venta de 10.9 millones de unidades, 13% más respecto al trimestre anterior y un 18% arriba del mismo trimestre de hace un año. Eso ocurrió mientras Apple y otros fabricantes lanzaban nuevos teléfonos de gran tamaño o “phablets”, como el iPhone 6+, desafiando al nicho de mercado de la tableta.

Pero a medida que la demanda de iPads ha alcanzado una meseta con ciclos de reemplazo más lentos, la demanda de tabletas en la empresa, y especialmente de iPads, ha ido en aumento. El porcentaje de tabletas en uso en los negocios crecerá de 14% en 2015 a 20% en 2018, según un nuevo estudio realizado por Forrester, con más de la mitad de los trabajadores de la información encuestados por la firma de investigación afirmando usar ya una tableta al menos una vez a la semana para el trabajo, muchos de ellos en dispositivos personales dado que sus empresas aún no cuentan con políticas corporativas para la adquisición de tabletas.

La Pro podría tener un atractivo natural para los trabajadores hipermóviles que valoran la facilidad de uso y movilidad, pero necesitan una pantalla más grande, como para la realización de la capacitación corporativa, comunicación o el consumo de una gran cantidad de contenido, dice el analista de Forrester JP Gownder, autor del reporte sobre las tablets. El Apple Pencil también podría aumentar su atractivo para otros usos, como el diseño y el uso de idiomas asiáticos. Sin embargo, Microsoft y Samsung ya ofrecen lápices ópticos, advierte Gownder. Y para las empresas que usan aplicaciones heredadas que no son compatibles con iOS, el iPad Pro no será una opción en el futuro previsible.

La evolución del precio del Pro –799 dólares por el modelo más barato, de 32 GB, más otros 99 dólares por el Apple Pencil y 169 por el Smart Keyboard–  será aceptable para clientes empresariales que vean la Pro como un reemplazo potencial de computadoras portátiles más costosas, dice Lemkin. “Solías tener que dar a tus empleados dos dispositivos en el campo. Dentro de 12 o 18 meses, todo el mundo acabará por cambiar sus equipos por una Pro.”

Los competidores potenciales y activos, por su parte, veían el miércoles cómo cedían terreno a la nueva empresa de Apple. Microsoft, que ya ofrece algunas de las características de la Pro a través de su propia tableta portátil híbrida Surface Pro, fue un invitado sorpresa en el escenario en el evento de Apple. El ejecutivo de Microsoft Office, Kirk Koenigsbauer, mostró cuán fácil es anotar y editar en Word, Excel y PowerPoint. Luego Adobe, IBM y Cisco también fueron mencionados en el escenario. Los tres han anunciado asociaciones con Apple en los últimos meses.

Sin embargo, reconocer a Apple como el líder de las tabletas empresariales puede no ser suficiente. Durante el evento en vivo, el ejecutivo de Apple Philip Schiller señaló que la Pro superó al 80% de las computadoras portátiles vendidas en todo el mundo en los últimos 12 meses.

“Si eres una startup móvil deberías simplemente apostar por iOS ahora”, dice el inversionista Lemkin.

 

Siguientes artículos

En busca de la eternidad digital
Por

Hoy, la tecnología nos da la oportunidad de dejar nuestra huella y formar parte de la sociedad de los bits y los bytes,...