Por Nancy García Bacilio

La empresa guatemalteca desarrolló un sistema de prepago que provee de energía eléctrica solar a comunidades aisladas.

El 30% de las personas en el mundo vive sin energía eléctrica y paga altos costos para obtener iluminación alternativa, como las velas o el queroseno. Pero, gracias a Kingo, ahora existe la opción de contar con energía limpia y barata proveniente del Sol.

Juan Fermín Rodríguez González es el guatemalteco que fundó esta compañía en 2013, junto con Peter Kasprowicz, Matías de Tezanos y Álvaro Rodríguez. Para crearla, aportaron 20,000 y solicitaron 50,000 dólares de financiamiento.

Con estos recursos, desarrollaron un servicio de prepago que consiste en un panel solar instalado en el techo de la casa, el cual va conectado a una caja de control con una batería y un teclado, misma que almacena energía y sirve de interfaz para ingresar el código de la recarga, que se compra en una tienda.

Puedes leer:  Mapaversiones la nueva plataforma para el inversionista costarricense

Los equipos se instalan sin costo. Los precios por recargas para el Kingo 15 son: por un día de energía, 0.50 dólares; una semana, 3.50 dólares; y un mes, 13.75 dólares. Tiene un rendimiento de cinco a seis horas al día y, en este lapso, le pueden conectar tres bombillas de luz (focos) y hasta dos teléfonos celulares.

Por otro lado, los precios por recarga del Kingo 100 son: por un día, 2.50 dólares; una semana, 15.60 dólares; un mes, 62.30 dólares. Rinde de cinco a seis horas por día y provee de energía a cinco bombillas, hasta tres teléfonos celulares y dos aparatos de corriente alterna de forma simultánea.

El software y hardware, así como el modelo de negocio, fueron creados por los emprendedores, mientras que el equipo es manufacturado en China. Actualmente proveen de electricidad a 55,000 familias de escasos recursos en Guatemala, Colombia y en países de África y Asia. Próximamente, la empresa, que se fundó con dos trabajadores y hoy tienen 350, llegará a Nicaragua.

Al día de hoy, instalan 6,000 equipos al mes, pero el mayor problema que han tenido es venderlos a personas de bajos recursos, porque es difícil que ellos capten capital; sin embargo, como el sistema les aporta mucho valor, continúan consumiéndolo.

 

Siguientes artículos

Política migratoria de Trump perjudica envío de remesas a Centroamérica
Por

A pesar de estas dificultades, las naciones centroamericanas pueden aprovechar las políticas migratorias. Las personas q...