Según la Asociación Mexicana de Internet, hasta el año pasado, la preferencia a las compras tradicionales y buenas ofertas por parte de los usuarios, continuaban generando barreras para el comercio electrónico en México. Si a esto le sumamos que existen negocios que todavía no tienen conocimiento de nuevas formas de pago, como billeteras digitales, el crecimiento del ecosistema del e-commerce será paulatino.

“El principal reto es justo el poder generar un mayor conocimiento de los comercios de aceptar los pagos con celular. No es que el comercio no quiera aceptarlo, sino que existe el total desconocimiento sobre cómo procesar y poder aceptar los pagos con el celular, entonces al final del día la persona que está atrás de la caja se cuestiona y pregunta cómo le vas a hacer para pagar con el teléfono”, señala para Forbes Mexico, Francisco Martínez, gerente de valor agregado de Samsung México.

Lee también Radiografía: compras online y moda en México

Es todo un reto cuando se busca ampliar el espectro no solo de quienes gustan de comprar con este tipo de plataformas, sino de quienes todavía dudan o no por compran en internet.

PUBLICIDAD

Por ejemplo, la Asociación Mexicana de Venta Online, detalla que dos de las razones más fuertes que el mexicano tiene para no comprar en línea es que el 77% de los no compradores tiene miedo a ser víctima de fraude electrónico. Así mismo, 4 de cada 10 no compradores, cree que el proceso de compra es inseguro.

 

 

A pesar de estos retos, Martínez señala que Samsung Pay ya cumplió un año y que si bien el camino no ha sido nada fácil, el mercado mexicano, ha mostrado crecimiento en su adopción. Dice que tan solo en un año, esta plataforma ya ha logrado el registro de 430,000 usuarios y su adopción alcanza ya en promedio, 1,000 usuarios diariamente.

“La adopción en México de la billetera digital ha sido muy bien recibida y seguimos enfrentando algunos temas que tienen que ver con el lanzamiento de un nuevo medio de pago pero esto justo es lo que nos compromete a seguir empujando esta herramienta”, dice.

Seguridad, el otro reto del ecosistema de pagos digitales

Otro de los retos a los que se enfrentan este tipo de nuevas herramientas de pago es la inseguridad. Durante 2018, señala Martínez, la plataforma de Pay realizó 1.3 billones de transacciones a nivel global, lo que requiere de cierto grado de blindaje.

“La parte de seguridad sin duda es un tema importante. Cuando tu registras una tarjeta nunca se guarda información sensible de la tarjeta, me refiero número, fecha de expiración y código de seguridad. Lo que se hace es que esta información sensible se sustituye por una nueva información que se almacena dentro del celular, lo que se conoce como “token”. Nosotros como Samsung hicimos algunas alianzas con marcas de aceptación con Visa, MasterCard y American Express, que manejan este tipo de plataformas de tokenización en todo el mundo y que entonces permite que haya una compatibilidad de la información al momento de hacer el pago”, dice el directivo.

Lo cierto es que México ya tiene sus nichos favoritos de compra y aunque sea con ciertos retos, el usuario de este tipo de billeteras digitales también ya participan en ampliar el panorama de compras digitales.

Por ejemplo, uno de los segmentos donde las ventas en línea han ganado terreno es el de la moda, impulsadas principalmente por las plataformas móviles, y sobre todo porque representan comodidad y practicidad para los consumidores.

 

Siguientes artículos

ciberseguridad
La ciberseguridad convertida en activo escencial
Por

Revisa todo lo que pones y agregas a tus dispositivos, dedica tiempo a verificar tus operaciones, depósitos, saldos, com...