Las elecciones en Estados Unidos (EU) se acercan y, según el Bank of América (BofA), se han convertido en uno de los riesgos al corto plazo más significativos para la economía y los mercados.

Sin importar el resultado de la elección, dice el comunicado de BofA, la economía de Estados Unidos está en riesgo de un pequeño bache de debilidad en los próximos meses como resultado de la incertidumbre derivada de la elección.

“Los mercados y los agregadores políticos sugieren que el resultado más probable es un gobierno dividido, con Hillary Clinton en la Casa Blanca y los Republicanos en control de los Representantes. Esto implicaría que continuaría el estancamiento en Washington y los cambios de políticas públicas no serían significativos. La reacción inicial a una victoria de Trump sería un evento de aversión al riesgo que podría terminar retrasando el alza de la Fed en diciembre”, detalla el documento.

De acuerdo a Iowa Electronic Markets (IEM) y PredictWise, Clinton tiene, actualmente, entre 70 y 75% de probabilidades de ganar la elección. FiveThirtyEight, una agregador de encuestas, espera una carrera mucho más cerrada, con las probabilidades de Clinton en sólo 60%. De acuerdo a IEM y PredictWise, las probabilidades de que los Republicanos mantengan el control de la Cámara de Representantes se encuentra en 70-90%, y la probabilidad de que los Demócratas tomen control del Senado en 40-60%.

PUBLICIDAD

También puedes leer: El tuitero español que asesora a Hillary Clinton

Política fiscal

El Comité para un Presupuesto Federal Responsable (CRFB, por sus siglas en inglés) estima que los planes de Clinton tendrían mayormente una neutralidad deficitaria, añadiendo alrededor de 200,000 millones de dólares a los niveles de deuda en la próxima década. En contraste, estiman que los planes de Trump añadirían hasta 5.3 billones de dólares durante la próxima década.

Además del distanciamiento de los tratados de libre comercio, los candidatos se han opuesto a otras ideas de no-libre mercado. Por ejemplo, Trump ha hecho comentarios que quiere imponer una tarifa del 35% en las importaciones de México, una tarifa del 45% en las importaciones de China, y que podría salirse de la Organización Mundial de Comercio (OMC).

“De acuerdo al reporte del Instituto Peterson, si el presidente persigue esas actividades, las economías extranjeras se retirarían y un enorme daño económico a las compañías estadounidenses, trabajadores y comunidades podrían emprender una guerra comercial antes que cualquier corte delibere”, dice BofA.

 

Peleando contra la Fed

La Fed es un área donde ambos candidatos diferen fuertemente. Mientras Clinton no ha comentado sobre la Fed, práctica común entre los candidatos presidenciales, Trump ha dicho que él no nombraría a Janet Yellen para un segundo período, y ha criticado a la Fed por mantener tasas bajas por razones políticas.

El BofA espera que Clinton opte por dar continuidad en el banco central, como han hecho históricamente los presidentes, la retórica de Trump sugiere que podría intentar cambiar la composición de la Fed. Los nombramientos presidenciales están sujetos a ratificación del Senado, por lo que el mayor riesgo al cambio proviene de un fuerte triunfo republicano.

 

Siguientes artículos

Trump-banco-central-europeo
Donald Trump cae 35 sitios en la lista Forbes 400
Por

Por Chase Peterson-Withorn En octubre de 2015, Trump era más rico que nunca. El mercado de bienes raíces estaba al alza...