La automotriz Tesla confirmó que en el segundo accidente mortal en uno de sus vehículos con el uso de la conducción autónoma el conductor hizo caso omiso de advertencias del sistema.

El hecho tuvo lugar en California la mañana del pasado 23 de marzo, cuando el conductor del Model X siniestrado tenía activado el Autopilot.

Lee también: EU abre investigación por accidente de Tesla en California

“El conductor había recibido varias advertencias prácticas visuales y audibles antes en la unidad y las manos del conductor no se detectaron en la rueda durante seis segundos antes de la colisión”, apuntó la compañía de Elon Musk en un comunicado.

PUBLICIDAD

“El conductor tenía aproximadamente cinco segundos y 150 metros de vista sin obstrucciones del divisor de concreto con el atenuador de impactos aplastado, pero los registros del vehículo muestran que no se tomó ninguna medida”.

Tras el siniestro, el conductor fue llevado a un hospital, donde murió debido a las lesiones.

Asimismo, la empresa reiteró que la razón por la cual el accidente fue tan grave -el frente del vehículo quedó totalmente destruido- fue que el atenuador de choque, una barrera de seguridad vial diseñada para reducir el impacto en un divisor de carriles de concreto, se encontraba dañada debido a otro accidente ocurrido el 12 de marzo pasado, dato confirmado por las autoridades californianas.

“Nunca hemos visto este nivel de daño a un Model X en ningún otro choque”, indicó Tesla.

Pese al accidente, la compañía defendió su tecnología de conducción autónoma como una opción más segura al manejo tradicional, ya que -según sus cifras- hay una muerte automovilística cada 86 millones de millas en todos los vehículos de todos los fabricantes, mientras que para Tesla, hay una víctima mortal cada 320 millones de millas.

“Si conduce un Tesla equipado con hardware de piloto automático, tiene una probabilidad 3.7 veces menor de verse involucrado en un accidente mortal”, aseguró.

El primer accidente mortal de la empresa de Elon Musk ocurrió en 2016, cuando el dueño de un Model S se impactó contra un tráiler mientras llevaba el piloto automático a una alta velocidad.

Apenas hace unos días, un vehículo autónomo de Uber atropelló a una mujer en Arizona, lo cual detonó un clima de desconfianza hacia esta tecnología, así como llamados a que haya una regulación al respecto.

No te pierdas: Vehículos autónomos afrontan desconfianza tras accidente de Uber

 

Siguientes artículos

stephen-hawking
Cenizas de Hawking yacerán junto a Newton y Darwin
Por

Las calles de Cambridge de llenaron de gente que vio el paso del cortejo fúnebre del físico británico.