TÓMESE CON CAUTELA. España nunca deja de ser referente para la política mexicana. Por lazos culturales, familiares, empresariales… la Madre Patria está presente en muchos ámbitos de la realidad azteca. Y, en el marco de la detención de Emilio Lozoya en Málaga, se comienza a agitar el avispero en torno a quién será el siguiente ocupante de la Embajada de México en Madrid.

Y es que desde que el pasado fin de semana se anunció el regreso a México de la embajadora Roberta Lajous, se ha desatado la especulación sobre quién podrá sustituirla en la Embajada en España.

La detención de Emilio Lozoya en Málaga es sólo un ejemplo de la amplia y delicada agenda de temas de la relación bilateral.

Para el puesto se están viendo perfiles de diplomáticos que están ya en Europa, como la cónsul general en Barcelona, María del Carmen Oñate; políticos a los que el presidente Andrés ManuelLópez Obrador quisiera dar una salida atractiva, como Yeidckol Polevnsky, Manuel Bartlett, o el titular de la Secretaría de Salud, Jorge Alcocer. En el shortlist sume a la embajadora en Bolivia, María Teresa Mercado, cercana al presidente y a quien no tiene caso mantener en esa representación dada su condición de personna non grata para el gobierno de La Paz.

Considerando que el gobierno quiera mantener esa embajada para una mujer, la futura representante podría salir de la terna Oñate-Polevnsky-Mercado.

 

Siguientes artículos

Cruce de migrantes en frontera México-EU cae 74.5% en ocho meses
Por

Ebrard explicó que el objetivo de México no es evitar que los migrantes pidan refugio, sino que lo hagan conforme a la l...