Este martes, el senado mexicano aprobó el proyecto dirigido a ampliar la competencia y el acceso en sectores actualmente dominados por empresas de los magnates Carlos Slim y Emilio Azcárraga.

 

Reuters

 

PUBLICIDAD

La reforma, que ahora debe recibir el visto bueno de la mayoría de los congresos de los estados para su promulgación, es el primer gran proyecto económico del Gobierno del presidente Enrique Peña Nieto, quien asumió en diciembre.

La reforma en telecom establece que ningún jugador podrá tener más del 50% de cuota del mercado a fin de garantizar que no haya dominio, que bajen las tarifas y que se ofrezcan mejores servicios.

La norma podría forzar a las enormes compañías que lideran el negocio a realizar desinversiones. También considera permitir mayor inversión extranjera en el sector y licitar dos cadenas de televisión abierta.

América Móvil, centro del imperio de negocios de Slim, controla cerca del 70% del mercado de telefonía móvil mexicano y alrededor del 80% del de línea fija.

Televisa, de Azcárraga, acapara la mayoría de la audiencia de televisión abierta y es también uno de los grandes actores en el mercado de televisión de paga.

La reforma fue aprobada con 108 votos a favor, tres en contra y dos abstenciones en el Senado luego de que los diputados ya le habían dado el visto bueno.

“Estamos tocando lo que se creía durante mucho tiempo intocable, los monopolios”, dijo la senadora izquierdista Alejandra Barrales.

“Estamos dotando de fortaleza a los órganos reguladores para que verdaderamente puedan atemperar aquellas prácticas que se perciban como monopólicas o que apunten a la concentración”, agregó.

La aprobación ocurre después de que el llamado Pacto por México, suscrito hace meses con el objetivo de concretar reformas clave, se quedó la semana pasada en suspenso en medio de un escándalo por el presunto uso de recursos públicos para la compra de votos en el estado de Veracruz, gobernado por el oficialista PRI.

En su paso por las dos cámaras legislativas, los parlamentarios le hicieron algunos cambios a la reforma, propuesta por Peña en marzo.

La reforma crea un nuevo regulador del sector, Ifetel, que tendrá amplias facultades para imponer sanciones, autorizar y retirar concesiones, además de ordenar la desincorporación de activos de los jugadores del mercado, entre otras.

La reforma también considera la creación de tribunales especializados para dirimir litigios de competencia económica, telecomunicaciones y medios en un sector caracterizado por prolongadas y complejas disputas legales.

 

Siguientes artículos

Economía y seguridad, temas en visita de Obama
Por

Califica bien las medidas de Peña Nieto y prevé que siga mejorando el panorama económico.   Reuters WASHINGTON...