Notimex.- Ernestina Godoy Ramos, coordinadora de la bancada de Morena en el Congreso de Ciudad de México, adelantó algunos lineamientos de austeridad que pondrá en marcha el órgano legislativo, como la inscripción de los legisladores al ISSSTE para disminuir en casi 30% el presupuesto 2019.

Durante la presentación en días pasados de un punto de acuerdo para que el Congreso local emita los lineamientos que permitan una política de austeridad en los tres Poderes de la ciudad, las alcaldías y los entes públicos, la legisladora informó que se contempla un nuevo tabulador de sueldos de todos los servidores públicos de la metrópoli.

Dicho tabulador prevé que ningún servidor público gane más que la jefa de gobierno, además, deberán presentar declaración de bienes patrimoniales.

“El Congreso de la Ciudad de México expedirá las leyes que regularán las remuneraciones de los servidores públicos y fijarán disposiciones de austeridad y racionalidad del gasto público en los tres poderes, alcaldías y todo ente público”, explicó.

PUBLICIDAD

La propuesta avalada por el pleno, a fin de que la Junta de Coordinación Política acuerde los lineamientos para el Congreso local, incluye cancelar los seguros de gastos médicos privados para la alta burocracia.

La diputada explicó que, a efecto de garantizar el derecho a la salud y a la seguridad social, las legisladoras y los legisladores del Congreso serán inscritos en el Instituto de Seguridad de Servicios Sociales para los Trabajadores del Estado (ISSSTE).

Además, ninguna persona adscrita al Congreso local recibirá bonos extraordinarios que rebasen el límite de las remuneraciones, y los legisladores no podrán recibir retribuciones adicionales a las que obtienen por el desempeño de algún cargo o comisión.

Godoy Ramos detalló que para generar un ahorro sostenido en el gasto de servicios personales, se repartirán plazas no prioritarias de estructura y de honorarios; sin embargo, se respetarán los derechos de trabajadores de base que prestan sus servicios en el Congreso.

Dijo que se procurará reducir a la mitad los recursos destinados a la contratación de espacios de reunión fuera de los recintos legislativos, y que también disminuirán los gasto en publicidad y, sólo en casos excepcionales, podrán autorizarse viajes al extranjero.

Durante el primer año de ejercicio no se adquirirán vehículos nuevos, el Congreso conservará vehículos operativos y ningún legislador o funcionario del Poder Legislativo local tendrá asignados vehículos para su uso personal.

Además, los legisladores o funcionarios capitalinos no podrán derogar recursos públicos para contratar guardias de seguridad personal.

“Debe haber un ahorro en electricidad y telefonía, la adquisición de gasolina sólo se utilizará en vehículos oficiales y se cancelarán fideicomisos o cualquier otro mecanismo para ocultar fondos públicos”, advirtió.

Para la contratación de personal se observará estrictamente lo dispuesto en la Ley de Responsabilidades Administrativas de la Ciudad de México, respecto a las personas con relación familiar con legisladores y funcionarios del Congreso.

La legisladora de Morena dijo que también se establecerá un política de ahorro en las adquisiciones que transparenten los procesos y racionalicen los recursos públicos, por lo que todos los procesos de contratación se regirán por la Ley de Adquisiciones y la Ley de Obras Públicas, ambas de la Ciudad de México.

Asimismo, la información financiera del Congreso será pública, sin vulnerar la división de poderes.

 

Siguientes artículos

salario mínimo
Ahora sí: ley pone fin a pensiones de expresidentes y recorta salarios
Por

La nueva Ley Federal de Remuneraciones de los Servidores Públicos reglamenta que nadie ganará más que el presidente.