El Congreso de los Estados Unidos está cada vez más cerca de llegar a un acuerdo para evitar la paralización del gobierno a la medianoche del viernes.

Si los legisladores no adoptan un acuerdo, el financiamiento para muchas agencias federales se interrumpirá de forma abrupta y millones de trabajadores gubernamentales serán desvinculados temporalmente.

Algunos legisladores son optimistas y creen que pueden redactar un proyecto de ley de presupuesto para que el gobierno pueda llegar al final del actual año fiscal el 30 de septiembre. Otros creen que el Congreso establecerá una resolución de gastos a corto plazo por una semana, mientras continúan las negociaciones.

Muchos políticos están nerviosos ante la posibilidad de que se repita lo ocurrido en 2013, cuando el Gobierno estuvo paralizado por 17 días.

El Congreso necesita aprobar el presupuesto federal antes del viernes, para evitar un cierre parcial del gobierno que, en caso de no llegar a un acuerdo, obligaría a que diversas agencias y dependencias se paralicen y despidan temporalmente a empleados federales.

Los republicanos tienen 52 de 100 escaños del Senado estadounidense y el proyecto de ley de financiamiento necesita 60 votos para ser aprobado, por lo que se necesita el voto de los demócratas.

También puedes leer: Congreso de EU deja fuera del presupuesto la partida para muro

 

Siguientes artículos

La historia oculta de la Ley de Aviación
Por

Las Reformas en las Leyes implican grandes y largos proceso legislativos, normalmente, implican o rompimiento de monopol...