Los Republicanos negociarán si otorgarán el financiamiento de 659 millones de dólares para el problema fronterizo, cifra mucho menor a la solicitada por el presidente Barack Obama y que ha generado una amenaza de veto de la Casa Blanca.

 

Reuters

WASHINGTON – El Congreso de Estados Unidos votaría una normativa de seguridad fronteriza de “emergencia” que los legisladores reconocen que no será promulgada, pero los ayudará en su campaña por la reelección al mostrar que trabajaron para abordar una crisis humanitaria.

PUBLICIDAD

Los republicanos y demócratas han estado en disputa sobre la solicitud del presidente Barack Obama de 3,700 millones de dólares (mdd) para responder a la crisis en la que decenas de miles de niños provenientes de Centroamérica han tratado de entrar ilegalmente a Estados Unidos.

Con el Congreso a punto de iniciar su receso de verano boreal de cinco semanas, los votos en la Cámara de Representantes, controlada por los republicanos, y en el Senado, controlado por los demócratas, marcarán la pauta.

Cuando los legisladores regresen en septiembre, se concentrarán en leyes para mantener al Gobierno funcionando en el año fiscal que comenzará el 1 de octubre.

No está claro si el espinoso problema del financiamiento para inmigración interferirá en los esfuerzos por aprobar el proyecto de ley de presupuesto y evitar repetir el cierre del Gobierno de octubre del año pasado, cuando los republicanos intentaron obstaculizar la ley de salud de Obama.

El jueves, la Cámara debatirá si otorga o no 659 mdd para el problema fronterizo, que es mucho menos que lo solicitado por Obama y que ha generado una amenaza de veto de la Casa Blanca.

El presidente de la Cámara de Representantes y jefe de los republicanos, John Boehner, dijo que la Cámara baja del Congreso estadounidense no aceptará el proyecto de ley de reforma inmigratoria del Senado en ninguna forma.

La Cámara de Representantes ha aprobado proyectos de ley para intentar abolir una política del 2012, que los republicanos vinculan al alto flujo de niños que ahora llegan a la frontera sudoeste con México.

En tanto, Obama ha enfrentado una rebelión de demócratas liberales, enfadados del respaldo del presidente a una legislación que le permitiría deportar más fácilmente y rápidamente a niños centroamericanos.

 

 

Siguientes artículos

azucar
México producirá 6 millones de toneladas de azúcar en 2014/15
Por

La Unión Nacional de Cañeros dijo que en el ciclo que está concluyendo, se manufacturaron 6.02 millones de toneladas del...