El 1 de Septiembre inició formalmente el nuevo periodo legislativo. En esta nueva temporada política, la Cámara de Diputados será el escenario dónde se perfilarán los temas centrales de las estrategias de partidos políticos y candidatos, hacia la campaña presidencial de 2018.Los legisladores, se mantendrán muy activos presentando propuestas, iniciativas y aprobando o rechazando políticas públicas de alto impacto para la ciudadanía. De ahí  que los movimientos de los partidos en la Cámara en esta coyuntura pre-electoral, serán clave para muchos ámbitos de la vida nacional más allá del horizonte electoral de 2018.

Lee también: El juego se llama contrainteligencia electoral 2018

 

Seguridad Pública

PUBLICIDAD

El tema de seguridad es sin duda una de las principales preocupaciones de la ciudadanía. Según datos del Sistema Nacional de Seguridad Pública, en el primer semestre de 2016 el número de homicidios atribuidos al crimen organizado aumentó 15.4% con respecto al mismo periodo del año anterior, sumando 9,413 asesinatos. El repunte en los índices de criminalidad es un foco rojo que debe ser atendido con urgencia por el Gobierno Federal y también por los legisladores.

En junio pasado, el Senado de la República aprobó finalmente el proyecto de decreto que establece el Mando Mixto Policial, versión suavizada del modelo de Mando Único propuesto originalmente por el Presidente Peña y piedra angular de la reforma en materia de Seguridad Pública.

La iniciativa presidencial apoyada por el PRI y Partido Verde en el Congreso, se orientó a recuperar el control en los Estados con mayores índices delictivos. La propuesta incluyó la intervención del ejército y la policía federal en casos extremos de inseguridad como Tamaulipas o Michoacán, la modernización de cuerpos policiacos mediante un sistema profesional de carrera y la homologación protocolos operativos a nivel nacional.

Desde su presentación, PRD y PAN se declararon en contra de esta iniciativa y elaboraron nuevas propuestas que lograron cabildear e incorporar a la iniciativa para reformar el sistema policial. El Mando Mixto, es un logro ambos partidos. El PRD trabajó para impedir que el control de las policías municipales pasara a gobiernos estatales o a la Federación, mientras que el PAN, evidenció que no todas las entidades del país presentan infiltración del crimen organizado ni todas las policías locales son incapaces de cumplir su función de protección a la ciudadanía, desechando el proyecto de Mando único.

Concretar la reforma en seguridad pública ha sido un proceso lento ya que ningún partido quiere arriesgarse a aprobar un modelo de seguridad fallido. Para el PAN, la sombra de la fallida guerra contra el narco aún es un costoso lastre político que no está dispuesto a repetir. El PRI, quiere asegurar mecanismos institucionales eficaces para combatir a la delincuencia que a la vez, protejan los derechos humanos y eviten casos desastrosos como Iguala o Tlataya. En el caso del PRD, que gobierna estados con importantes conflictos sociales (Oaxaca) y de seguridad (Guerrero), un modelo policial moderno, funcional y eficaz es fundamental para mantener la paz social en estas entidades.

Se espera que el Mando Mixto sea aprobado por la Cámara de Diputados en este periodo ordinario de sesiones y después, sea avalado por los Congresos locales. Con la nueva correlación de fuerzas políticas en los Estados, la política de seguridad será una de las principales banderas electorales a usar por los partidos en el ámbito local. En este tema, los gobernadores serán pieza clave para el éxito o fracaso de las campañas políticas de sus institutos políticos.

 

Crecimiento económico

En 2016, la economía mexicana se ha visto seriamente afectada por factores internacionales tales como el débil crecimiento de EE.UU. y la caída de los precios del petróleo. Las consecuencias para el país son severas: contracción de las exportaciones, elevada volatilidad cambiaria del peso frente al dólar y menores ingresos públicos.

Hasta mediados de este año, el partido en el gobierno presumía que nuestro país gozaba de condiciones económicas insuperables. México superaba la volatilidad internacional sin grandes desajustes gracias a condiciones “macro” sólidas y además, lograba crecimiento económico.

Sin embargo, el escenario cambió. La estimación de crecimiento para nuestra economía se redujo, el dólar siguió encareciéndose y la inflación comenzó a repuntar. Bajo estas nuevas condiciones, los partidos en el Congreso tomarán vertientes distintas para apoyar la economía en este año pre-electoral.

A pesar del pesimismo social sobre el desempeño económico, el PRI mantendrá el discurso sobre los beneficios de las reformas (creciente inversión extranjera, confianza internacional, competitividad). Apoyará iniciativas que favorezcan la conducción responsable de los fundamentales macroeconómicos (ej. recortes al gasto público), apoyen la creación de empleo en Estados menos desarrollados (ej. Implementar zonas económicas especiales) y favorecerá políticas que refuercen la posición del país a nivel internacional (ej. acuerdos comerciales).

El PRD, argumentará la ausencia de beneficios tangibles para la población derivados de las reformas; criticará las fallas de la política económica y social para generar empleos y reducir la pobreza. Apostará por convencer a grupos específicos de votantes, proponiendo la expansión del gasto social a través de becas, seguro de desempleo, apoyos a madres solteras y pensiones.

En el caso de Morena, aún no es claro si, al menos en el discurso, propondrá echar atrás las reformas que considere “dañinas” para los más pobres. Sin embargo, propondrá abatir corrupción gubernamental como solución al desempleo, la pobreza y el bajo crecimiento, argumento que hasta ahora, le ha resultado un éxito a la hora de atraer simpatizantes.

El PAN tiene claro el camino a seguir en materia económica. Las “24 Acciones para mejorar la economía nacional” presentadas por el partido, incluyen iniciativas concretas para elevar la inversión pública, reducir los costos para la instalación de empresas, alcanzar un salario digno, disminuir los precios de energéticos y mejorar la calidad de los servicios de telecomunicaciones, por mencionar algunas de las propuestas con mayor impacto.

 

Presupuesto de Egresos 2017

La negociación política del Presupuesto 2017 es una pieza clave en la batalla electoral hacia 2018. Los Diputados según su partido y prerrogativas personales, buscarán proteger recursos destinados a favorecer a sus potenciales grupos de votantes.

Sin embargo, en una coyuntura económica como la actual, existen serias restricciones para disponer de un mayor gasto público. Esto implicará arduas disputas entre la Cámara y la SHCP, ya que los partidos propondrán elevar el gasto en áreas políticamente redituables.

Tanto el PRI como la izquierda, presionarán para abogar por elevar el gasto en programas sociales dirigidos al campo, indígenas, mujeres, jóvenes y otros grupos vulnerables. También propondrán elevar las participaciones federales a Estados y Municipios.

Acción Nacional se mostrará crítico ante esta postura, argumentará a favor de reducir el gasto, el déficit público y el endeudamiento estatal. El PAN será vigilante de la aplicación de las nuevas leyes de disciplina fiscal de las que ha sido promotor y no dudará en señalar la irresponsabilidad fiscal de gobernadores pertenecientes a partidos adversarios.

Las nuevas leyes de disciplina fiscal acotarán el ejercicio irresponsable de los recursos presupuestales a nivel local. Sin embargo, aún es pronto para saber si los controles funcionan y si el sistema de vigilancia fiscal será resilente a las presiones electorales.

 

Reforma fiscal

La reforma fiscal del gobierno peñista que originó el Régimen de Incorporación Fiscal (RIF) y aumentó el IVA en la frontera, ha provocado descontento entre empresarios, emprendedores y gobiernos de estados fronterizos.

El gobierno federal y el PRI pueden presumir el éxito del RIF a nivel recaudatorio, ya cumplió con la promesa de elevar los ingresos tributarios y la base de contribuyentes sin crear nuevos impuestos.

Según cifras del SAT, para mayo de 2016, el padrón de contribuyentes alcanzó 4.6 millones de agentes cautivos. En 2015, se presentaron 6.4 millones de declaraciones anuales, el nivel más alto en los últimos 6 años. Al mismo tiempo, el RIF generó en 2015, una recaudación tributaria de 3 mil 746.8 millones de pesos.

En este escenario, es el PAN quien abandera el descontento del sector privado ante este régimen fiscal como tema de campaña. La estrategia de Acción Nacional hacia el 2018 será apoyar acciones que reviertan los efectos de un sistema fiscal costoso y complejo para el ciudadano y el empresariado y, que además desincentiva el crecimiento, el empleo y la inversión.

El PAN, ya anunció que presentará ante el Congreso una iniciativa orientada eliminar el RIF y regresar al régimen de Pequeños Contribuyentes, reducir la tasa del IEPS en 50%, la de ISR al 28% y pasar un IVA de 16 a 12%.

Para el PRD, el abordaje del tema fiscal con miras al 2018 se centrará en una mejor aplicación de los recursos públicos en áreas sociales como salud, alimentación y educación. La simplificación de trámites para pequeños contribuyente y mejorar la operación del SAT para que los recursos públicos se destinen a obras y servicios que la población requiere, también son temas en la agenda legislativa del partido.

 

Reforma energética

Las recientes alzas en el precio de las gasolinas y electricidad, han provocado molestia e incredulidad social con respecto de los beneficios de la reforma energética. Más aún, cuando la reducción de las tarifas eléctricas y la promesa de no más gasolinazos, fueron enarboladas por el gobierno federal y el PRI como el logro principal de la reforma energética.

Indudablemente, el incremento en los precios de los energéticos afecta al PRI como partido en el gobierno y a sus aspiraciones de conservar la presidencia. Los partidos de izquierda como PRD, Morena, PT, Movimiento ciudadano ya critican los efectos de esta alza sobre la economía familiar y el desempeño de las empresas, traducidos en menor empleo y mayor inflación.

Para el PAN, el tema se vincula estrechamente con la competitividad del país y la sanidad de las finanzas públicas, aspectos económicos que el partido defiende por tradición. Acción Nacional ha señalado que los energéticos se han encarecido por una mala implementación de la reforma energética por parte del gobierno. El partido presentará en breve, una iniciativa para reducir el cobro del IEPS a gasolinas y favorecer la baja en los precios.

 

Sistema Nacional Anticorrupción

La disculpa del Presidente Peña sobre el tema de la Casa Blanca dejó entrever una posible estrategia para re-legitimizar sus acciones contra la corrupción hacia el final del sexenio. Abanderar la causa anticorrupción desde el gobierno y reforzarla desde el partido, parece la estrategia principal del Revolucionario Institucional hacia el 2018.

Sin embargo, la percepción de la sociedad es que la impunidad y la corrupción son la norma en el actuar de políticos y actores gubernamentales sin distinción de grupo político.

Al momento, el PRI construye un sistema anticorrupción interno. Sin embargo, es consciente de que si en el mediano plazo no señala y/o castiga ningún caso de corrupción prominente entre los miembros del partido, la gran apuesta por recuperar la confianza ciudadana y conquistar el voto joven, podría perderse.

Aquí es dónde el PAN, que promovió el reclamo de la comunidad empresarial y de la sociedad civil organizada contra la corrupción con la Ley 3de3, buscará colocarse como el partido que más responde a la ciudadanía en transparencia, rendición de cuentas y la transformación institucional para abatir la corrupción.

Para el PRD, el nombramiento del Fiscal Anticorrupción será uno de temas más importante en la próxima Legislatura. La Fiscalía Anticorrupción es la pieza clave de todo el Sistema Nacional Anticorrupción, pues será la encargada de aplicar la ley en la materia sin distinción de partidos.

Más allá de saber quién encabezará la lucha anticorrupción, veremos la influencia de los partidos para determinar los recursos destinados a implementar el SNA, articular los esfuerzos técnicos, humanos e institucionales a nivel nacional y local y sobretodo, exigir los primeros resultados.

 

Contacto:

Twitter: @PaolaVPalma

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México. 

 

Siguientes artículos

juan-gabriel-concierto
Bellas Artes se alista para homenaje póstumo a Juan Gabriel
Por

La Secretaría de Cultura espera que centenas de miles de personas asistan a Bellas Artes, después de que al homenaje a J...