Reuters.- Negociadores en la Cámara de Representantes de Estados Unidos intentarán esta semana aplacar el disenso de algunos republicanos sobre al proyecto de ley para reformar el código tributario del país, presentado por el propio partido oficialista, a fin de cumplir con el objetivo de aprobarlo este mes.

La comisión de la cámara baja que redacta las iniciativas sobre impuestos inicia la revisión del proyecto de ley este lunes, con algunos cambios, aunque se prevén modificaciones más sustanciales a varias propuestas de los tributos corporativos e individuales.

La semana pasada, la Cámara de Representantes reveló su primer borrador de la ley de 429 páginas, que de ser promulgada podría representar la mayor reformulación del código tributario de Estados Unidos desde la década de 1980.

La ley propone una serie de recortes de impuestos en beneficio de las empresas, como la reducción del tributo corporativo a 20% desde 35% y el establecimiento de una nueva tasa fiscal de 25% para sociedades como “holdings”, que actualmente pagan al fisco hasta un 39.6% de sus ganancias.

PUBLICIDAD

El jefe de la Cámara baja, Paul Ryan, dijo al programa Fox New Sunday que existen una serie de ideas que serán evaluadas por los legisladores que revisarán la ley, aunque se espera que los puntos principales de la reforma se mantengan.

Un factor controvertido entre los legisladores de estados que reciben grandes montos por recaudación fiscal es la remoción de la popular deducción del impuesto federal en el caso de pagos de ingresos locales y estatales (SALT, por sus siglas en inglés), al tiempo que se preserva la deducción de tributos por propiedades hasta un tope de 10,000 dólares al año.

El presidente de la Comisión de Medios y Arbitrios de la cámara baja, Kevin Brady, logró un compromiso la semana pasada para preservar la deducción sobre los impuestos a la propiedad, luego de conseguir la venia de representantes republicanos de estados como Nueva Jersey, California y Nueva York que se verían fuertemente castigados por la medida.

Los estados que sufrirán más por la eliminación de la deducción SALT tienen suficientes miembros republicanos en el Congreso como para bloquear la ley de reforma tributaria. Muchos ya han dicho que les gustaría que los topes fijados en las deducciones de impuestos por renta o propiedades sean preservadas.

El Senado está desarrollando su propia versión de la ley, que finalmente debería unificarse con el proyecto de la cámara baja antes de ser promulgado por el presidente Donald Trump.

 

Siguientes artículos

Trump-Polonia
Trump defiende uso de armas tras tiroteo en Texas
Por

"Tenemos muchos problemas de salud mental en nuestro país, al igual que otros países. Pero esto no es un asunto de armas...