SPORT INNOVATION SUMMIT: Roberto Kenny, de KMG, asegura que hoy se puede transmitir cualquier gran evento deportivo por TV de manera muy profesional, sin gastar una fortuna.

 

Dice que aún recuerda el calor de la antorcha olímpica en los Juegos Olímpicos de Sydney 2000, cuando representó a todos los broadcasters del mundo por su trayectoria detrás de las cámaras que han transmitido los mayores eventos deportivos de la actualidad. Sin embargo, no se cree en el Olimpo. Roberto Kenny no despega su pisada porque mantiene una fórmula sencilla.

El CEO de KMG, empresa transnacional dedicada al broadcaster o implementador de la tecnología para la transmisión profesional de eventos deportivos, dice que la estrategia soluciona mucho en tiempos de crisis.

PUBLICIDAD

“La fórmula: conocimiento más talento mata un costoso hardware”, explicó a Forbes México tras su ponencia en el simposio Sport Innovation Summit.

“Hoy en día debes tener la capacidad para hablar en los tres lenguajes de la productividad: el de producción creativa, el técnico, porque aunque no lo seas debes entenderle, y el financiero administrativo, para convencer a los que manejan el capital que es necesaria la inversión para transmitir de forma adecuada tu mensaje o historia.”

Kenny fue el responsable técnico y de producción de TV Azteca en las Olimpiadas de Seúl 88, Barcelona 92, Atlanta 96, además de Sydney. Hizo lo mismo en los mundiales de Estados Unidos 94, Francia 98 y Corea-Japón 2002), aparte de las últimas dos visitas del Papa Juan Pablo II a México y Grandes Premios Fórmula.

Confiesa que aún conserva la antorcha en su casa y le parece que arde como aquella vez.

“Somos pocos en el mundo a este nivel”, comenta con una sonrisa que le anima a dar cifras.

“El costo de producción de un maratón como el de Nueva York es de unos dos millones de dólares, pero eso se pueda hacer en México con una inversión desde 400,000 pesos. Para cuantificar y monetizar depende de la ruta, de las expectativas de los patrocinadores, duración del evento, etcétera.”

Kenny se refiere al Maratón de la Ciudad de México como un gran logro estratégico en términos de producción televisiva.

“Se trataba de lucir a la ciudad y optimizar costos, y se aprovechó un presupuesto muy bajo en relación a los anteriores, apoyándonos en la tecnología para superar los problemas que la misma ciudad nos da.

“Llovió una tormenta y no podía volar un helicóptero. En la producción normal tuvimos que utilizar motocicletas con microondas para tirar a un helicóptero y bajar la señal.

“Si a eso nos hubiéramos atenido se habría perdido 80% de la transmisión; sólo se hubieran podido ver imágenes de la salida y la llegada. Con la tecnología que trajimos ahora no se nos generó ningún problema y además se realizó a un costo bajísimo.”

Roberto habla de su kit preferido, la Cam Caster, un equipo transmisor que hace maravillas si se usa bien.

“Le conectas la cámara y video, pero posee un sistema de comunicación donde te comunicas con los camarógrafos o un comentarista puede ir narrando en la moto, el coche o en lo que vaya y, dependiendo de cómo va configurado, tiene un costo de alrededor de 20,000 dólares.

“En México puedes tener soluciones a precios ridículamente más bajos. Está cambiando todo.

“En lugar de gastar dinero en la producción se podría invertir en el host, tecnología permite pasar al aire y que sea una transmisión que reditúe dinero.

“El modelo de negocio es privilegiar el talento y el conocimiento. Te pongo como ejemplo el caso de la NAB, de Las Vegas, la convención de tecnología de producción en Estados Unidos me llama la atención que de México sólo van ingenieros que cuando regresa al país no tienen la interacción con la gente creativa para decirle lo que puede hacer

“Está el caso de Televisa, que ha comprado todos los fierros que te imagines pero están subutilizados y comete ese error porque dei mira el técnico lo hace y el director del área pero no está el creativo en búsqueda de la herramienta que debe manejarla quien construye la estrategia, quien innova para que con la tecnología le pueda dar vuelo a la hilacha.

“Así surgieron los drones, porque los creativos hacen mejor su trabajo”, afirma Kenny con una sonrisa aún más amplia”.

 

Siguientes artículos

El iPhone 6 llegará a México el 31 de octubre
Por

Los precios para el dispositivo van desde 10,999 hasta 16,299 para la versión Plus de 128 GB.     El iPhone 6...