La compañía estadounidense Constellation Brands dijo el martes que está lista para conversar con el presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, tras una consulta pública impulsada por el Gobierno que rechazó la construcción de una planta de la firma cervecera en el norte del país.

La empresa dijo en un comunicado que tiene confianza en que la “relación positiva y mutuamente beneficiosa con el país por más de 30 años” continuará igual, y subrayó que México, donde tiene otras dos plantas, “es muy importante” para la compañía.

“Estamos listos para entablar las conversaciones necesarias con el presidente López Obrador y su gabinete para trabajar de cerca en un plan de acción que considere los grandes retos actuales y futuros que enfrenta México en lo económico y lo social”, dijo la empresa.

La compañía reiteró también que el proyecto, de 1,400 millones de dólares y que ya estaba en construcción, “cumple y ha cumplido con todos los requisitos que marca la ley y prioriza el cuidado y disponibilidad de agua para todos”.

Constellation Brands Planta en Mexicali

Foto: Victor Medina / Reuters

Te puede interesar: Constellation Brands puede pedir protección internacional para cuidar su inversión

“Nuestro compromiso con la legalidad y la generación de bienestar en las comunidades de las que formamos parte, sigue firme”, añadió.

En una votación impulsada por el gobierno de López Obrador y celebrada el fin de semana en el norteño estado Baja California -donde se construía la fábrica-, el 76,1% (27,973) votaron en contra y el 23,2% (8,547) a favor del proyecto.

Tras anunciar los resultados el gobierno no ofreció más detalles sobre la forma en que se pondrá freno al proyecto, cuyos detractores cuestionaban por la escasez de agua en la zona donde iba a ser erigida la planta, en el municipio Mexicali.

Constellation importa la cerveza Corona y el resto de marcas del Grupo Modelo a Estados Unidos.

Te puede interesar: Planta cervecera de Constellation Brands se queda sin permiso; gana ‘no’ en consulta

El presidente mexicano ofreció el lunes a la compañía negociar un nuevo emplazamiento diferente al original y dijo no estar en contra de la inversión extranjera aunque cuidando los recursos naturales. “No es crecer por crecer”, argumentó.

El Consejo Coordinador Empresarial y otras agrupaciones de empresarios han cuestionado la legalidad de la consulta y han advertido que esa clase de iniciativas ahuyentan la inversión en el país. La planta iba a estar lista en 2021.

 

Siguientes artículos

walmart-app
Forbes Conecta: Walmart: el comercio electrónico llegó para quedarse
Por

La cuarentena significó un reto para la empresa y su estrategia omnicanal, impulsando ahora el fortalecimiento de su est...