La Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) en la Ciudad de México instó al gobierno capitalino que las consultas vecinales previas a la construcción de megaproyectos no “contaminen e inhiban” la posibilidad de inversión en la ciudad.

“Hacemos un llamado al gobierno de la ciudad para evitar que este tipo de consultas vayan contaminar e inhibir la posibilidad de mayor inversión”, además de no permitir que intereses específicos de vecinos vayan en contra del crecimiento y desarrollo de la capital, externó Jesús Padilla Zenteno, presidente de la Coparmex en la Ciudad de México.

Este martes el Gobierno de la CDMX anunció la realización de un proceso de consulta vecinal antes de construir megaproyectos, con el objetivo de tomar en cuenta a los colonos de la zona, antes de que otorguen las autorizaciones de impacto ambiental y urbano, explicó la Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, en conferencia de prensa.

No es una votación, sino un proceso donde se presenta el proyecto a los vecinos, se realizan mesas de diálogo hasta que hay un acuerdo entre constructores y colonos. Esto se ha platicado con desarrolladores inmobiliarios, quienes externaron estar de acuerdo, afirmó la mandataria capitalina.

Sin embargo, “la ciudad tiene que crecer y desarrollarse porque ahí se encuentran áreas de oportunidad”; como la creación de empleo y riqueza,  ya que esa es “la vocación de la megalópolis”, la cual no se puede detener, abundó Padilla Zenteno.

“Tenemos que hacer coexistir el esfuerzo entre inversionistas y quienes habitan una comunidad, pero no podemos permitir que los intereses específicos de los vecinos de la zona vayan en contra de la necesidad del crecimiento y desarrollo de la ciudad”, insistió.

También reiteró a que se hagan visibles los beneficios que podrían generar estas construcciones, no sólo para la gente que participa en el proyecto, sino para la población en general.

¿De qué va la consulta?

De acuerdo con el gobierno capitalino, dicha consulta se realizará cuando las obras de construcción cumplan con al menos una de las siguientes características:

Cuando el polígono de actuación y fusión del predio sea mayor de 5,000 metros cuadrados;  en caso de que la superficie del terreno sea de más de 5,000 metros cuadrados; si la construcción total es de más de 100,000 metros cuadrados; o en caso de que sean centros comerciales, de espectáculos o similares; de igual manera cuando estén involucrada población indígena o haya un conflicto vecinal.

En la primera etapa de la consulta el desarrollador inmobiliario deberá presentar el proyecto y su impacto a los habitantes de la zona; para después realizar reuniones y talleres con los colonos, detalló la gobierno de la CDMX en una presentación.

También se realizarán mesas de discusión hasta lograr un acuerdo entre ambas partes, para después realizar la consulta con la población de la zona.

En caso de que no se logre un acuerdo, el desarrollador deberá modificar el proyecto e iniciar el proceso de nuevo, el cual se podrá comenzar las veces necesarias hasta que la mayoría de los vecinos estén de acuerdo con lo planteado.

Lee también: Aramburuzabala apuesta por ‘muchos’ proyectos inmobiliarios en CDMX

 

Siguientes artículos

feminicidio
Gobierno de CDMX va por creación de registro publico de agresores sexuales
Por

Con esto la investigación delitos será más eficaz, "contribuirá a garantizar el derecho de las víctimas a la no repetici...