Durante enero, las comercializaciones en la región subieron 1.1%, la lectura más alta desde mayo de 2013, lo que sugiere que los menores precios del petróleo, las bajas tasas de interés y la mejor percepción ayudaron a los minoristas de la mayor economía europea.

 

Reuters

PUBLICIDAD

 

Los consumidores alemanes ayudaron a que las ventas de todo el conjunto de la zona euro crecieran en enero al ritmo más veloz desde mayo de 2013, superando por lejos las previsiones y dando la señal más reciente de mejora de la confianza del consumidor en un bloque que busca salir del estancamiento.

Las ventas de enero ascendieron 1.1% comparado con diciembre, dijo el miércoles Eurostat, la oficina de estadísticas de la UE, una lectura mucho mejor que el aumento de 0.1% previsto por los economistas en un sondeo de Reuters.

El gasto en combustible de parte de los conductores resultó particularmente fuerte aunque las ventas minoristas son volátiles y suelen rectificarse.

Sobre una base anual, el comercio minorista subió 3.7%, el incremento más significativo desde agosto de 2005, venciendo las previsiones de un alza de 1.9%.

El mejor desempeño en Alemania en siete años estuvo detrás de la impresionante subida, sugiriendo que los menores precios del petróleo, las bajas tasas de interés y la mejor percepción ayudan a los minoristas en la mayor economía europea.

Pero los niveles récord de empleo en Alemania y salarios más altos no se reflejan a lo largo de la zona euro, donde la crisis financiera global y los problemas de deuda del bloque han empujado a algunos países a la deflación y la recesión.

Sobre una base mensual, los compradores en Francia solo generaron una subida de 0.1% en el comercio minorista en enero mientras que las ventas en Bélgica estuvieron planas y en Irlanda bajaron ligeramente.

No había datos inmediatamente disponibles para Italia, España, Grecia y Holanda.

En Portugal, las ventas minoristas subieron 6.8% mensual.

Los europeos están preocupados por la ausencia de una reactivación fuerte desde la recesión, mientras que los presupuestos fueron ajustados por niveles de desempleo récord, reducciones de gastos de los gobiernos y costos energéticos muy altos.

Ahora, la caída de los precios internacionales del crudo, la menor iniciativa de austeridad y una sensación de que la crisis finalmente habría quedado atrás están teniendo algún impacto, según los economistas.

 

 

Siguientes artículos

Peñoles pierde 1,589 mdp en último trimestre
Por

La pérdida de Peñoles, que opera al mayor productor de plata primaria del mundo, Fresnillo, se compara con una ganancia...