Por Eduardo Barnetche*

Luego de décadas de reinado en los medios, ahora la televisión enfrenta retos que el mundo digital trae consigo; sin embargo, esto también habilita nuevas ventanas de oportunidad.

La acelerada disrupción digital que está transformando a las todas industrias, junto con una redefinición constante de modelos comerciales, han generado que el cliente se encuentre en un cambio constante con respecto a sus hábitos de consumo. Por su parte, el contenido de libre acceso y la lealtad efímera del consumidor que hoy busca experiencias personalizadas se han convertido en los principales retos que enfrenta día a día la industria de telecomunicaciones.

Luego de décadas de reinado como el medio de comunicación por excelencia, actualmente las televisoras están enfrentando el reto de conocer mejor a su consumidor y poder brindarle el contenido que otros proveedores le están satisfaciendo. Como señal de un cambio acelerado en el comportamiento del consumidor en el mercado del video digital, encontramos que, de 2014 a la fecha, el número de consumidores que prefieren el televisor para ver programas se ha reducido drásticamente.

PUBLICIDAD

Hoy, existe un gran desafío para las empresas de este sector, ya que se ha identificado que los teléfonos inteligentes, laptops y computadoras de escritorio superan por gran medida a los televisores como dispositivos preferidos para ver programas de televisión. Solamente en el último año a nivel mundial, el porcentaje de consumidores que prefieren ver programas a través de televisores bajo un 55%, pasando del 52% al 23 %, esto de acuerdo a la reciente encuesta a Consumidores Digitales de Accenture 2017.

Frente a este panorama, es importante que las compañías identifiquen claramente la segmentación de contenidos que los consumidores hoy están demandando. Mientras que laptops y computadoras de escritorio son mayormente aceptadas para ver programas de televisión, el teléfono inteligente se está convirtiendo en el dispositivo preferido para ver videos cortos y deportes, esto de acuerdo al informe Winning Experiences in the New Video World.

Algunos de los factores que han impulsado a que el televisor deje de ser el dispositivo preferido son la practicidad, disponibilidad y alta calidad de los contenidos que se pueden ver a través de dispositivos móviles.

Esto quiere decir que la industria de telecomunicaciones y medios está convergiendo, por lo que deben responder asertivamente al cambio en los hábitos de consumo de video a través de:

  • Transformarse en una empresa Data Driven: Generar una relación más personalizada y de lealtad con sus consumidores a través del uso de Big Data es clave. La utilización de Big Data como herramienta para conocer el comportamiento y preferencias de sus clientes, con la finalidad de ofrecerles nuevos productos y contenidos digitales a través de diferentes plataformas.
  • Invertir en nuevas tecnologías: Las compañías de medios tienen que decidir rápidamente entre opciones estratégicas claras, agilidad en sus procesos operativos y de negocios, así como en la actualización de sus esquemas tecnológicos lo que les permitirá responder a los cambiantes hábitos del consumidor.

En conclusión, un mundo digital trae nuevos jugadores dentro de la industria; sin embargo, habilita nuevas ventanas de oportunidad. En este entorno, la capacidad de involucrar, retener y monetizar a los consumidores digitales requiere un modelo operativo eficiente que combine escala, desarrollo ágil de productos y una fuerte capacidad de entrega de tecnología, todo ello para proporcionar servicios que satisfagan las necesidades de los consumidores.

Todos los proveedores de comunicaciones y contenido deben aprovechar sus activos de manera nueva y más inteligente para competir en un entorno donde el consumidor está marcando la tendencia sobre los productos que recibe.

*Eduardo Barnetche es Socio Líder de la Industria de Telecomunicaciones de Accenture México.

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Préstamos demasiado buenos para ser verdad
Por

Los fraudes financieros en México han aumentado en los últimos años. Empresas ficticias aprovechan la necesidad de las p...