Aunque no lo creas, uno de los beneficios de la fibra es el de mejorar la atención y el desempeño escolar en niños y adolescentes. ¿Cómo ocurre?

 

 

Uno de los beneficios de la fibra que tal vez no se hubiera imaginado es el de mejorar l31a atención y el desempeño escolar en niños y adolescentes. Cuesta trabajo relacionar un nutrimento  que ha sido ligado principalmente a procesos digestivos con el desempeño mental; sin embargo, se ha demostrado que a través del control del hambre y de la saciedad, la fibra puede ayudar a mejorar la memoria, la atención, la resolución de problemas y el estado de ánimo de los niños.

 

Hambre, saciedad y atención

El hambre es una respuesta del organismo a la falta de alimento, específicamente de energía. Todos los órganos del cuerpo necesitan energía para funcionar adecuadamente, esta energía proviene de los carbohidratos, proteínas y grasas de los alimentos. En particular, el cerebro utiliza como principal fuente de combustible a la glucosa, carbohidrato simple que cuando baja su nivel en sangre, ocasiona la necesidad de ingesta de alimentos, lo que ayuda a  asegurar el aporte de glucosa al cerebro y su correcto funcionamiento.

El hambre ha sido considerada como un factor importante que afecta negativamente el aprendizaje y el rendimiento académico en niños.  Según un estudio realizado en 4 países de Europa sobre las creencias y percepción de los padres sobre la dieta, la salud y el rendimiento mental de los niños, el hambre representa una barrera para la concentración.

La saciedad se refiere a lo que se siente después de comer, es otra señal del cuerpo que nos indica que tenemos suficiente energía y debemos dejar de comer. Para saber qué tan satisfecho se está, se cuenta el tiempo que se tarda en sentir hambre otra vez, o la cantidad de alimento que se necesita para calmar el apetito.  Investigadores de la Universidad de East Anglia en Inglaterra (UEA) encontraron que se tiene mayor alerta o concentración mental cuando se tiene menos preocupación por la sensación de hambre o fatiga. Con lo que se puede concluir que cuando se encuentran en un estado de saciedad, la capacidad de los niños para concentrarse y aprender puede mejorar.

 

¿Cómo influye la saciedad en el desempeño mental?

Holt y colaboradores realizaron un estudio que evaluó la relación de la saciedad con la atención. Durante la investigación, se compararon los efectos de la grasa, las proteínas y la fibra en relación a  la atención. Los resultados demostraron que cuando las personas consumían  alimentos con alto contenido de fibra no sólo se sentían satisfechas por más tiempo sino que también tuvieron un mayor grado de atención que se mantuvo hasta el momento  de la siguiente comida. En comparación, las personas que consumieron alimentos altos en grasa tuvieron el menor grado de atención después del desayuno.

De manera similar, otros estudios en niños, han observado que un desayuno con alto contenido de fibra y carbohidratos de liberación lenta promueve un mejor desempeño en la memoria a corto plazo y las tareas auditivas.

 

¿Cómo ayuda la fibra a mejorar la atención en niños?

Existe evidencia que muestra cómo el contenido de fibra de los alimentos que se consumen en el desayuno puede influir en el desempeño escolar de los niños. Mahoney demostró que los alimentos ricos en fibra promovían un mejor desempeño en la memoria a corto plazo y en las tareas auditivas. La autora sugiere que un desayuno alto en fibra proporciona una fuente de energía continua y por lo tanto ayuda a que los niños tengan un mejor desempeño escolar. Investigaciones del Reino Unido también han demostrado cómo el consumo de cereales ricos en fibra en el desayuno ayuda a mantener un desempeño adecuado durante la mañana.

Lo que han propuesto los investigadores para explicar cómo la fibra ayuda a mejorar la atención en niños es lo siguiente: la fibra contenida en los alimentos aumenta el tiempo que tardan en digerirse y absorberse los nutrimentos, especialmente los carbohidratos y las grasas. En el caso de los carbohidratos como la glucosa, el ser absorbida lentamente ayuda a que el cerebro tenga un aporte continuo de energía y pueda realizar con mayor eficacia las tareas cognitivas.

Por esta razón es importante consumir y ofrecer a los niños desayunos ricos en fibra que proporcionen saciedad por más tiempo y ayuden a mantenerlos más atentos durante las clases.

 

 

*En Colaboración con LN Gabriela Gaona, Nutrition Business Partner Jr. para Kellogg Latinoamérica.

 

Referencias:

  • Brands, B.A. The effect of food and nutrition on children´s mental state and performance. Attitudes, beliefs and perception of parents in four European countries.  Dissertation zum Erwerb des Doktorgrades der Humanbiologie an der Medizinischen Fakultät der Ludwig-Maximilians-Universität zu München. 2011.
  • Burton-Freeman, B. Dietary Fiber and Energy Regulation J. Nutr. 130: 272S–275S, 2000.
  • Holt SH, Delargy HJ, Lawton CL, Blundell JE. The effects of high-carbohydrate vs high-fat breakfasts on feelings of fullness and alertness, and subsequent food intake. Int J Food Sci Nutr 1999;50:13-28.
  • Ingwersen J et al (2007) A low glycaemic index breakfast cereal preferentially prevents children’s cognitive performance from declining throughout the morning. Appetite 49:240- 4
  • Mahoney CR et al (2005) Effect of breakfast composition on cognitive processes in elementary school children. Physiol Behav 85: 635- 45
  • Pollitt E, Leibel RL, Greenfield D. Brief fasting, stress and cognition in children. Am J Clin Nutr 1981; 34:1525–33.
  • Schneeman, B. O. & Tietyen, J. (1994) Dietary fiber. In: Modern Nutrition in Health and Disease, 8th ed. (Shills, M. E., Olson, J. A. & Shike, M., eds.), pp. 89–100. Lea and Febiger, Philadelphia, PA.
  • Slavin J, Green H: Dietary fibre and satiety. Nutr Bull 2007, 32(suppl 1):32-42.
  • Vahouny, G. V., Satchithanandam, S., Chen, I., Tepper, S. A., Kritchevsky, D., Lightfoot, F. G. & Cassidy, M. M. (1988) Dietary fiber and intestinal adaptation: effects on lipid absorption and lymphatic transport in the rat. Am. J. Clin. Nutr. 47: 201–206.
  • UNIVERSITY OF EAST ANGLIA (2002). National Evaluation of School Breakfast Clubs. Norwich: University of East Anglia.

 

 

Contacto:

https://twitter.com/AllBran_

 

 

*Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

 

 

Siguientes artículos

Lozoya tiene “mucha confianza” en la reforma energética
Por

El director general de Pemex ve con gran optimismo las oportunidades que tiene la paraestatal en el horizonte. Platicamo...