La debilidad de la demanda externa mantiene riesgos elevados sobre la actividad manufacturera de México, además el consumo privado podría desacelerarse en los próximos meses, debido a que los indicadores manufacturero y no manufacturero sugieren una actividad económica moderada, indicó el Comité Técnico del Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF).

El Indicador IMEF Manufacturero disminuyó 0.3 puntos para ubicarse en 51.3 unidades en febrero, esto muestra una posible pérdida de dinamismo en el sector fabril mexicano.

La institución dijo que el menor dinamismo en las manufacturas de Estados Unidos es la razón principal del bajo crecimiento de su contraparte en México.

“Lo anterior a pesar de la observada depreciación del tipo de cambio del peso mexicano respecto al dólar estadounidense en enero, que aumenta la competitividad de las exportaciones de nuestro país”, añadió en un comunicado.

PUBLICIDAD

Asimismo, el Indicador IMEF No Manufacturero disminuyó 0.4 puntos para ubicarse en 50.4 enteros en febrero.

El IMEF consideró que el consumo privado podría perder dinamismo en los próximos meses, a pesar de que de éste se mantiene sólido.

“El Comité señala que resulta difícil que el consumo privado mantenga el ritmo de crecimiento acelerado observado en el segundo semestre del año pasado y se esperan tasas de crecimiento sólidas pero más moderadas hacia adelante”, señaló.

 

Siguientes artículos

barril-petróleo-coberturas
Para la AIE, los precios del petróleo ya tocaron fondo
Por

Si los productores de petróleo en Estados Unidos se mantienen "por más tiempo en el juego", el equilibrio del mercado po...