Ubisoft es una de las casas de desarrollo y publicación de videojuegos más grandes y prolíficas del mundo, que tiene acostumbrados a sus fans a esperar entregas anuales de algunas de las franquicias más ambiciosas de la industria. La semana pasada salió al mercado la última secuela de una de sus propiedades intelectuales más conocidas: Tom Clancy’s Ghost Recon Breakpoint, que es la onceava entrega de esta serie, disponible en Xbox One, PlayStation 4, Windows, y próximamente Google Stadia (al ser parte de su catálogo de lanzamiento, programado para el siguiente mes).

Muy en línea con la evolución de esta franquicia, Ghost Recon Breakpoint es un shooter táctico en tercera persona ubicado en un mundo abierto. La premisa de la serie es que el usuario toma el lugar de un miembro de la Compañía Delta del ejército de los Estados Unidos, un escuadrón de soldados elite especializados en distintas áreas conocidos como Ghost.

La historia de este título nos lleva al archipiélago Auroa, donde una poderosa trasnacional llamada Skell Technology ha construido una serie de comunidades utópicas y autosustentables para para llevar a cabo investigación y desarrollo de drones. El archipiélago ha sido tomado por un grupo paramilitar llamado Wolves, liderado por un ex agente de los Ghost que ha traicionado a los Estados Unidos.

La historia es bastante típica de este tipo de juegos, y sinceramente puede pasar a un segundo plano, ya que es un pretexto más para lo que realmente hace valiosa a la serie: la libertad y el realismo. Al principio de Breakpoint tenemos que elegir la apariencia de nuestro personaje, el coronel Nomad, para el cual contamos con una gran cantidad de variables a definir, como género, cabello, color, de piel, etc. Sin embargo, hay una opción bastante útil para generar un personaje de modo aleatorio.

El mundo es abrumadoramente grande. El archipiélago está lleno de valles, montañas, bosques, selvas, áreas nevadas o desérticas, y cada una cuenta con sus propias dificultades y beneficios. Para llegar de un punto a otro podemos ir a pie, pero eventualmente serán necesarios vehículos, que brindan una sensación de libertad y del tamaño del mundo, similar a Far Cry 5. Una de las cosas que más apelaron a mis intereses fue la libertad de hacer a un lado la historia y las misiones de la campaña para dedicarme a explorar a gusto.

Juegos de disparos hay muchos en el mercado, pero lo que hace especial a Breakpoint es la variedad de opciones que brinda y lo refinado de su sistema. Es posible camuflarse con el ambiente, lo que permite crear emboscadas, y ejecutar estrategias más avanzadas para penetrar ciertas áreas o derrotar a los enemigos. Además, podemos trabajar en equipo con otros Ghosts, para lo que se implementó un interesante sistema que nos permite cargar a nuestros amigos hacia áreas seguras para que ahí puedan ser curados.

El nivel de realismo está decentemente cuidado, al punto en que cuando somos heridos, el desempeño de nuestro personaje se ve bastante afectado por las heridas, en lugar de que simplemente tengamos una barra que se va llenando de color rojo. Pero definitivamente, la parte más impresionantemente realista es el apartado visual: AnvilNext —el motor gráfico desarrollado por Ubiosft— hace un trabajo increíble para mostrar densas áreas naturales con efectos de luz híper realistas con tiempos de carga bastante cortos. Uno de los puntos más interesantes es que ya que nuestro personaje es creado por nosotros, las secuencias cinemáticas son generadas en tiempo real, con resultados sorprendentes. Otro beneficio que tenemos de esto es que, además de usar a nuestro personaje para la campaña principal, podemos ocuparlo para los distintos modos multijugador.

En general, Tom Clancy’s Ghost Recon Breakpoint es una entrega bastante sólida que logra resumir los mejores aspectos de la serie, presentando una aventura más del mundo de Tom Clancy de forma accesible para las masas, sobretodo porque presenta distintos niveles de dificultad. Ciertamente no es el juego más original de la serie, ni del género, pero es uno del los shooters tácticos con fuerte carga narrativa más refinados que existen.

 

Contacto:

Correo: [email protected]

Twitter: @IrvingPeres

Podcast: El Beastcast

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Tecnologías emergentes, negocios disruptivos
Por

Para que estas herramientas contribuyan a alcanzar los objetivos, se deberán supeditadas a la estrategia de negocio.