Con el sustento de una serie de estudios técnicos, el Consejo Coordinador Empresarial (CCE) concluyó que continuar con la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM) en Texcoco representa la mejor opción entre las alternativas planteadas por Andrés Manuel López Obrador, presidente electo.

De acuerdo con un informe publicado por este organismo empresarial, el proyecto del NAICM es la solución más viable, competitiva y de largo plazo para resolver los problemas de situación en “el principal centro de conexiones de México y América Latina: el actual aeropuerto de la Ciudad de México”.

También puedes leer: Aeropuerto de Santa Lucía estaría dos años antes que NAIM: Jiménez Espriú

El documento señala que el NAICM es rentable y podría generar beneficios por más de 1,000 millones de dólares al año.

PUBLICIDAD

“Su costo total es de 13,300 millones de dólares y se estima que la inversión privada contribuya con 70%, o más, del propio financiamiento”, detalla el mensaje de los integrantes del CCE.

Apunta que en la primera etapa del proyecto se generarán 70,000 empleos directos y 135,000 en su fase final, en tanto que se calcula la creación de 450,000 empleos directos e indirectos una vez que el aeropuerto se encuentre en operación máxima.

En términos de capacidad de transporte de pasajeros, el aeropuerto que se construye en Texcoco calculan que podría alcanzar 135,000 millones por año, en contraste con el potencial máximo de 65 millones que presenta la opción de Santa Lucía.

Lo anterior generaría una mejora en los costos para las aerolíneas y los precios para los usuarios; permitirá una mayor conectividad con otros aeropuertos del país para fomentar la actividad turística y logística y la conectividad de las personas, posibilitando aprovechar la infraestructura terrestre con obras que pueden desarrollarse en un plazo corto y con capital mayoritariamente privado, de acuerdo al documento.

En materia ambiental el documento señala que la opción de Texcoco cuenta con nueve manifestaciones de impacto ambiental autorizadas favorablemente y se está avanzando en las medidas de mitigación requeridas, mientras que la opción de Santa Lucía no cuenta con estudios de impacto ambiental y sus costos y medidas de mitigación son desconocidos.

Agrega que la cimentación del aeropuerto de Texcoco ya reporta avance de más de 50%.

El estudio del CCE considera también el riesgo reputaciones en los inversionistas nacionales y extranjeros que generaría la cancelación de la construcción del aeropuerto en Texcoco.

“Durante los últimos años se han utilizado instrumentos bursátiles que han conseguido alrededor de 150 mil millones de pesos en inversiones”, afirma el estudio.

En ese sentido señala que el proyecto de Santa Lucía tendría mayores retos para su financiamiento en el mercado bursátil por el desconocimiento y por la infraestructura limitada por el transporte de pasajeros.

La CCE propone que para garantizar la capacidad de absorber la demanda actual en pasajeros y carga se mantenga la obra en donde se está realizando, con la revisión de costos de materiales y el esquema de financiamiento mediante la bursatilización de deuda y la concesión parcial o total del Proyecto.

Asimismo, recomienda aumentar el alcance social del proyecto a través de una “Zona Económica Especial de Alto Impacto Social”, donde se pueda impulsar el desarrollo y la generación de empleos bien remunerados en los municipios aledaños que viven en alta marginación.

Los empresarios recordaron que saben de la importancia de la industria aérea toda vez que el sector contribuye con casi el 3.0% del Producto Interno Bruto y genera más de un millón de empleos directos e indirectos en el país.

El equipo de transición del presidente electo plantó el 17 de agosto de este año que para resolver el problema de saturación aérea en la Ciudad de México existen dos opciones: se continúa con la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM) en Texcoco o se adecua la base a aérea de Santa Lucía para que opere en conjunto con el Aeropuerto Benito Juárez.

Para decidirlo se llevará a cabo una consulta ciudadana vinculante que se decidirá si se cancela la construcción que se puso en marcha durante la administración de Enrique Peña Nieto, que presenta un avance de 30% , cuya cancelación tendría un costo de 100,000 millones de pesos (mdp) y pese a que existe controversia respecto a si es viable o no la operación en Santa Lucía.

¿Esta es la nueva moneda de 20 pesos? No, es fake news

 

Siguientes artículos

Consulta para el aeropuerto seguirá en marcha: Jiménez Espriú
Por

El próximo titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes recibió las conclusiones del estudio sobre el nuevo...