El control de corrupción de México (A3) es muy bajo, y se encuentra al mismo nivel de Venezuela, reveló Moody’s.

La calificadora de riesgo crediticio presentó su informe sobre riesgo político en América Latina, donde evalúa la efectividad de los gobiernos, su control de corrupción, su marco institucional, fortaleza y riesgo político.

En  el caso de nuestro país,|la efectividad del gobierno mexicano es moderada, su control de corrupción muy bajo, marco institucional bajo, fortaleza de sus instituciones moderadas y el riesgo político es bajo.

Lee también: ¿Para qué nos alcanzaría con lo que nos cuesta la corrupción en México?

PUBLICIDAD

Venezuela posee una calificación Caa3 negativa, cuya política doméstica está caracterizada por una pesada polarización y disturbios civiles en ocasiones violentas.

El único matiz que marca Moody’s es un signo positivo en el control de corrupción mexicano, mientras que para el país que gobierna Nicolás Maduro hay un símbolo negativo.

Otros países con niveles muy bajos en control de corrupción son Guatemala, Paraguay, Bolivia, República Dominicana, Nicaragua y Ecuador.

En el extremo opuesto, Chile posee un control de corrupción muy elevado y es el país mejor evaluado en la región en el resto de las nomenclaturas. También Uruguay y Costa Rica poseen altos niveles de control de corrupción.

 

Instituciones mexicanas, cada vez más débiles

“Las instituciones mexicanas se han hecho más débiles”, advirtió la calificadora de riesgo, Moody’s.

Las instituciones públicas de México pasaron del puesto 103 en el periodo 2013-2014 al número 119 en 2016-2017. En el caso de las privadas, pasaron del puesto 71 al 85 en el mismo ciclo. La calificadora se basó en un índice elaborado con datos del Foro Económico Mundial, el Indice de Competitividad Global de 2007 a 2016 y con información propia.

La caída más dramática en América Latina fue Brasil, cuyas instituciones públicas pasaron del lugar 88 al 116 y las privadas del 58 al 114 de 2013 a 2017.

Las fuentes de los riesgos políticos para México serán las próximas elecciones en julio de 2018, el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) con Estados Unidos.

El presidente priista Enrique Peña Nieto ha visto caer sus niveles de aprobación en parte debido a acusaciones de corrupción. “La impopularidad del presidente puede pesar en las expectativas del PRI el próximo año”.

Esto último aumenta las probabilidades una victoria del candidato izquierdista Andrés Manuel López Obradr, quien lidera las encuestas.

“Obrado es conocido por su oposición a las reformas aprobadas durante la administración de Peña Nieto”.

Moody’s espera que ningún partido tenga la mayoria y la mayoría de puestos en el Congreso estén divididos.

La calificadora de riesgo espera que ningún partido tenga la mayoría y la mayoría de puestos en el Congreso estén divididos.

Aunque la presidencia de López Obrador no parece que sea capaz de revertir las reformas,por la falta de votos suficientes en el Congreso, su administración puede retrasar la implementación de las reformas en curso, particularmente en el sector petrolero”.

 

 

Siguientes artículos

Apple-Tim Cook
Apple presentará el nuevo iPhone el 12 de septiembre: WSJ
Por

Se prevé que el evento estrene el Teatro Steve Jobs, aunque la ubicación podría cambiar pues aún no está terminado al 10...