Reuters.- El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, se mostró este miércoles en contra de la intervención de Estados Unidos en su país, luego de que Donald Trump dijera en la víspera que estaba trabajando para designar a los cárteles mexicanos de la droga como grupos terroristas.

El mandatario no quiso ahondar en el tema en su rueda de prensa y sólo se limitó a una frase.

“En mi caso no quiero polemizar este día ni mañana, sólo decir cooperación sí, intervencionismo no”, señaló antes de mandar un “abrazo al pueblo estadounidense” por el Día de Acción de Gracias.

A los mexicanos, López Obrador les aseguró que “no hay nada que temer” tras las declaraciones de Trump hechas el martes en una entrevista.

Minutos después, el canciller Marcelo Ebrard anunció en su cuenta de Twitter que ya está en comunicación con el gobierno estadounidense y que se defenderá la soberanía del país.

El anuncio de Trump se dio pocas semanas después de que nueve miembros de la familia LeBarón, asentada en el norte de México, de religión mormona y también con nacionalidad estadounidense, murieron tras ser atacados en una emboscada. Autoridades mexicanas dijeron que podrían haber sido confundidos por grupos criminales que se disputan el control de la región.

Lee también: Gobierno insiste en hipótesis de confusión en masacre de familia LeBarón

El episodio, que provocó fuerte indignación dentro y fuera de México, se produjo luego de que uno de los hijos del narcotraficante encarcelado Joaquín “El Chapo” Guzmán fuera detenido y luego liberado por fuerzas de seguridad, despertando una polémica sobre la capacidad del gobierno para luchar contra el crimen organizado.

Una vez que un grupo es designado como “organización terrorista”, según la ley es ilegal que las personas en Estados Unidos les ofrezcan apoyo. Además, sus miembros no pueden ingresar al país y pueden ser deportados y las instituciones financieras deben bloquear su dinero.

De acuerdo con la Ley Contra el Terrorismo, el presidente de Estados Unidos puede hacer uso de la fuerza militar para interrumpir, desmantelar y destruir la infraestructura utilizada por una “organización terrorista”, incluidas las instalaciones de entrenamiento en el extranjero y los refugios seguros.

 

Siguientes artículos

Escuela
AMLO cambiará el contenido de los libros de texto gratuito
Por

El presidente busca que el contenido de los libros de gratuito deje atrás el neoliberalismo y, ahora, se exalten los val...