Reuters. – Corea del Norte respondió con tono medido a la decisión del presidente estadounidense, Donald Trump, de suspender una cumbre histórica con el líder Kim Jong Un fijada para el próximo mes, diciendo que Pyongyang espera una “fórmula Trump” para resolver la disputa sobre su programa de armas nucleares.

Ayer, Trump escribió una carta a Kim para anunciar su retirada abrupta de la que habría sido la primera reunión entre un presidente estadounidense en ejercicio y un líder norcoreano, en Singapur el 12 de junio.

“Lamentablemente, por la tremenda ira y abierta hostilidad desplegada en tu más reciente comunicado siento que es inapropiado, por ahora, tener esta reunión tan largamente planeada”, escribió Trump.

El anuncio de Trump se produjo después de las repetidas amenazas de Corea del Norte de retirarse de la cumbre por lo que veía como unos comentarios confrontacionales por parte de funcionarios estadounidenses.

PUBLICIDAD

La respuesta del viernes del viceministro de Relaciones Exteriores de Corea del Norte, Kim Kye Gwan, fue más conciliatoria y alabó específicamente los esfuerzos de Trump.

También puedes leer: Trump cancela histórica reunión con líder de Corea del Norte

“Hemos apreciado enormemente al presidente Trump por haber tomado la audaz decisión, que ningún otro presidente de Estados Unidos se atrevió a adoptar, e hicimos esfuerzos para un evento tan crucial como la cumbre”, dijo Kim en una declaración difundida por medios estatales.

“Incluso esperábamos que lo que se describe como la ‘fórmula Trump’ ayudara a despejar las preocupaciones de ambos lados y cumplir con los requisitos de nuestra parte y fuera una forma prudente de efecto sustancial para resolver el problema”, dijo sin dar más detalles.

Corea del Norte ha criticado duramente las sugerencias del asesor de seguridad nacional de Trump, John Bolton, y del vicepresidente estadounidense, Mike Pence, de que podría compartir el destino de Libia si no entrega rápidamente su arsenal nuclear.

El líder libio Muammar Gaddafi fue depuesto y asesinado por milicianos respaldados por la OTAN después de detener su incipiente programa nuclear.

Trump había intentado inicialmente aplacar a Corea del Norte, diciendo que no perseguía el “modelo de Libia” para lograr que Pyongyang abandonara su programa de armas nucleares.

La secretaria de prensa de la Casa Blanca, Sarah Huckabee Sanders, también dijo: “Este es el modelo del presidente Trump. Lo va a hacer de la forma que él considere conveniente”.

 

 

Siguientes artículos

Hombres detonan bomba en un restaurante de Canadá
Por

Resultado del ataque, que no ha sido reivindicado, 15 personas fueron llevadas al hospital, tres de ellas con heridas gr...