El líder de Corea del Norte, Kim Jong-Un, aseguró que su país seguirá realizando lanzamientos de misiles sobre Japón y que el proyectil del marte no es más que un “preludio”. Esto a pesar de que el Consejo de Seguridad de la ONU condenó el disparo del misil balístico y exigió que Pyongyang detener su programa de armas.

Este martes, y en desafío a las advertencias estadounidenses, el gobierno norcoreano lanzó un misil balístico que sobrevoló el territorio japonés, generando alerta en la nación gobernada por Shinzo Abe y provocando una escalada de tensión tras varias semanas de amenazas verbales con Washington.

A través de una nota publicada por la agencia oficial norcoreana KCNA, Kim anunció “más ejercicios de disparos de misiles balísiticos en el futuro con su objetivo en el Pacífico”, que el lanzamiento del martes fue “un preludio importante para contener Guam, base avanzada de la invasión”, aludiendo que se trató de una respuesta frente a los ejercicios militares que realizan las tropas estadounidenses y surcoreanas están llevando a cabo en la región.

El régimen de Corea del Norte ha señalado que dichas prácticas son más bien preparativos de esos aliados para invadir su país, y que no piensa frenar sus programas nuclear y armamentista.

PUBLICIDAD

Además de contener el lanzamiento del misil, el Consejo de Seguridad de la ONU resaltó que es “de vital importancia” que Corea del Norte tome medidas inmediatas y concretas para reducir las tensiones. Mediante un comunicado pidió a todos los estados que implementen las sanciones en contra de Pyongyang, pero se abstuvo de amenazar con nuevas sanciones al régimen aislado.

Previamente, el gobierno de Donald Trump advirtió que advirtió que “todas las opciones” respecto a Corea del norte estaban sobre la mesa.

 

Siguientes artículos

La Inteligencia Artificial puede librarnos del tráfico
Por

El mundo gasta miles de millones de dólares todos los años en atascos viales, pero la solución podría ser, una vez más,...