Hace unos meses ya lo advertía a Forbes México, Ricardo Villadiego, fundador y CEO de la firma de ciberseguridad Lumu Technologies, sobre el tipo de cuidados y de inversiones que deben realizar las compañías para cuidar sus activos.

Sin embargo, en momentos en donde la coyuntura de información se ha volcado básicamente a la contingencia que ha traído consigo la evolución del coronavirus en todo el mundo, no bastará con las inversiones millonarias para que las firmas enfrenten diversas adversidades.

Así lo refería: “Las organizaciones invierten millones de dólares en seguridad, pero al final si uno les pregunta si están comprometidas, es difícil que den una respuesta. Es difícil llegar a saber con certeza si está o no comprometida, inclusive con esas inversiones millonarias en ciberdefensa”.

TAMBIÉN LEE: Entrevista | eCommerce en México, un antes y después del coronavirus

Sin embargo el mundo entero enfrenta un desafío sin precedentes en la historia moderna, el cual está poniendo a prueba la resiliencia de la humanidad desde todos los ángulos posibles y los cibercriminales están tomando ventaja de la contingencia actual poniendo en jaque a las organizaciones, sobre todo en la manera en la que se están comunicando con infraestructuras maliciosa.

Como era de esperar, los ciberdelincuentes están tomando ventaja de la situación de varias maneras. Una de ellas es aprovechándose de las noticias sobre el coronavirus. En esta situación se engañan a los usuarios para que hagan clic o participen, con la esperanza de comprometer las credenciales o los dispositivos a gran escala.

“En algunos casos los cibercriminales se benefician enormemente de evadir las estrictas medidas de seguridad que se implementan en las instalaciones, que se anulan cuando los equipos trabajan de forma remota”, explica Villadiego.

Home office, el hábitat de los cibercriminales

Para los cibercriminales sin duda el tema del teletrabajo o trabajo a distancia, no es nuevo y de hecho es una de las grandes oportunidades que tienen y buscan para poder beneficiarse.

En este sentido, el directivo señala que los cibercriminales están acostumbrados, siempre han trabajado de forma remota, mientras que los centros de operaciones de seguridad de las organizaciones puede tener poco personal y el equipo puede estar haciendo malabares entre la educación de los niños en casa y las tareas laborales.

“Desafortunadamente, para los cibercriminales este tipo de situaciones siguen siendo un negocio, por lo que es importante que todas las personas permanezcan atentas y no bajen la guardia durante esta contingencia. Los maleantes no han perdido su sentido de urgencia, su motivación o sus herramientas para seguir con sus operaciones”, comenta.

La industria de ciberseguridad debe unirse para evitar que los atacantes cibernéticos logren tener más ventaja en estos días, y para esto es importante utilizar las herramientas que están a disposición de todos para proteger y defender, de manera rigurosa e intencionalmente, no solo a usuarios, sino que también al patrimonio.

El continente americano está lidiando ahora con una situación que Asia y parte de Europa están batallando ya por varias semanas: practicando distanciamiento social, cierre de colegios y universidades, cancelación de reuniones de grupos masivos, cuarentena voluntaria o impuesta por el gobierno, con la esperanza de evitar y propagar el virus.

Las empresas rápidamente también se están adaptando y muchas están aprendiendo a lidiar con el tema, fomentando en todo lo posible el teletrabajo.

 

Siguientes artículos

Así actúan en su cadena de suministro Amazon y MercadoLibre en tiempos de coronavirus
Por

Dando prioridad a productos y suministros principalmente de higiene, de primera necesidad y para el hogar, es como las c...