Una corte sueca rechazó la solicitud hecha por Julian Assange, fundador de WikiLeaks, para que se levante la orden de arresto en su contra como parte de un investigación por violación.

Assange ha afirmado que la acusación en su contra es una persecución política orquestada por Estados Unidos debido a la filtración de más de 500,000 documentos con secretos militares de las guerras de Afganistán e Irak.

El ciudadano australiano ha vivido refugiado de la extradición a Suecia en la embajada de Ecuador en Londres desde 2012, donde ocupa dos habitaciones, una que usa como recámara, donde tiene una caminadora, y otra que sirve como su estudio y sala de juntas.

Assange se ha rehusado a volar a Estocolmo por miedo a que sea extraditado a Estados Unidos.

La corte dijo que “Julian Assange aún es sospechoso de violación y aún existe riesgo de que evada los procedimientos legales o su condena”.

En los últimos meses WikiLeaks ha vuelto a acaparar titulares ya que ha emprendido una campaña contra el Partido Demócrata estadounidense y su candidata Hillary Clinton, lo que varias voces han considerado una vendetta personal de Assange. De hecho, el New York Times ha llegado a estimar que Assange podría, de alguna forma, trabajar de cerca con el gobierno de Vladimir Putin.

 

Siguientes artículos

El productor mexicano que conquistó los estudios de cine mundiales
Por

Gastón Pavlovich dio viabilidad financiera a las películas de Martin Scorsese y Tom Hanks que los grandes estudios despr...