El presidente de Costa Rica, Luis Guillermo Solís, anunció que el país pasa por un problema de liquidez, por lo que su administración llevará a cabo medidas de austeridad para hacer frente al problema.“El gobierno enfrenta dificultades de liquidez para pagar sus obligaciones y garantizar la operación de servicios esenciales”, reconoció Solís en cadena nacional la noche de ayer.

Solís puntualizó que no habrá nuevas modificaciones presupuestarias mediante decreto que impliquen más erogaciones, ni se harán nuevas solicitudes de avalúos para comprar o alquilar propiedades con recursos del presupuesto nacional, excepto aquellas destinadas a obras de infraestructura.

Puedes leer: Los 7 billionaires que han encabezado nuestra lista de los más ricos

En televisión nacional, el mandatario determinó que el presupuesto de 2018 tendrá crecimiento cero en todos los rubros que no deban crecer por obligación, al tiempo que ordenó priorizar los pagos del Estado dirigidos a la deuda pública, salarios y pensiones del gobierno central, transferencias conforme su urgencia social y finalmente el resto de las obligaciones.

PUBLICIDAD

Acotó que a pesar de los esfuerzos por contener los gastos y aumentar los ingresos, “sigue existiendo una brecha que debemos cerrar con recursos frescos”.

El Banco Central de Costa Rica rebajó su estimado de crecimiento para 2017, debido a que pasó su pronóstico a 3.8% desde 4.1%.

“Con cifras observadas a mayo, los pronósticos apuntan a una variación anual de la actividad económica de 3.8% para el 2017 y 4.1% para el 201837, tasas superiores al promedio de crecimiento de los últimos cuatro años (3.5%)”.

 

Siguientes artículos

Trump firma ley que endurece sanciones contra Rusia
Por

Tras la aprobación de las sanciones en el Congreso de EU, Rusia solicitó a Washington el retiro de personal como represa...