Costa Rica aumentó su tasa de política monetaria (TPM) de 5% a 5.25% anual y también la tasa de interés bruta de los depósitos a un día plazo (DON) en 0.19%, para que alcance 3.23% anual, según un anuncio realizado por la Junta Directiva del Banco Central de Reserva (BCR).

Además, las tasas de interés de sus depósitos a plazo crecieron a 1.7% para los depósitos a 1,800 días en 5 años.

Los cambios surgieron desde el 31 de octubre y fueron implementados el pasado jueves 1 de noviembre de 2018 debido a presiones en el tipo de cambio y la inflación que afectan al país por el déficit de las finanzas públicas.

Las razones inflación son el efecto traspaso del aumento en el tipo de cambio sobre el nivel de precios y la aceleración de las expectativas de inflación. El tipo de cambio del dólar pasó de 587.15 colones por dólar en la venta el 2 de octubre, a los 620.76 colones este 1 de noviembre, experimentando un incremento del 5.72%.

Según la entidad financiera, las expectativas de inflación a 12 meses alcanzaron un valor medio de 3.9% en octubre, aumentando 0.3% en el mes previo, en tanto que su mediana y su moda fueron de 3,7% y 4,0%, respectivamente, influido por los movimientos en el tipo de cambio y por el aumento en las expectativas de variación cambiaria.

Aunque la Junta Directiva afirmó que en este año la inflación es baja ya que la variación a septiembre fue de 2.2% y la subyacente fue de 1.8%, también pronosticó que la inflación podría superar el rango meta para el próximo año.

Rodrigo Cubero, presidente del BCR afirmó que “Mantener la inflación baja y estable es el objetivo central de la entidad y esto se logra moviendo los instrumentos”, además pidió estimular el ahorro en colones y reducir las presiones en el mercado cambiario.

Según el mandatario del BCR, el 40% del crédito privado de Costa Rica se encuentra en dólares, de los cuáles el Banco utilizó 1,600 millones de dólares (mdd) de sus reservas internacionales para intervenir en el mercado cambiario y evitar fluctuaciones abruptas del tipo de cambio.

Te puede interesar: Panamá aprueba presupuesto de 23,669 mdd para 2019

“La variación en el tipo de cambio ha sido impulsada por factores externos como las tasas de interés en Estados Unidos y los precios internacionales del petróleo, pero también por factores internos, especialmente la incertidumbre por el déficit fiscal y el futuro de la reforma tributaria que se está tramitando”, expresó Cubero.

De ser aprobada la reforma fiscal en Costa Rica, en cuatro años caería el déficit a 3.7% del Producto Interno Bruto (PIB), según los cálculos hechos por el BCCR.

El déficit cerrará en 2018 en el 7.1% y la deuda alcanzará el 53% del PIB.

Además, la Junta Directiva tomó en cuenta las siguientes consideraciones:

  1. Que el objetivo primario del Banco Central es el mantenimiento de una inflación baja y estable, de conformidad con el artículo 2 de su Ley Orgánica.
  2. Que el Banco Central definió su meta de inflación de mediano plazo en 3%, con una tolerancia de ± un punto porcentual.
  3. Que el mecanismo de transmisión de las acciones de política monetaria actúa con un rezago de un año o más, por lo que las decisiones de política monetaria deben basarse en el pronóstico de inflación futura.
  4. Que el instrumento principal que utiliza el Banco Central para influir sobre la inflación futura es su tasa de interés de política monetaria.
 

Siguientes artículos

Destino
Panamá, sede de la Cumbre Empresarial China-América Latina
Por

La organización en Panamá será a través del Ministerio de Comercio e Industrias (MICI) y la Cámara de Comercio, Industri...