La esperanza de un mejor año para Centroamérica y América Latina en términos económicos se esfumó tras la llegada del coronavirus a Brasil a finales de febrero, por lo que ahora los países latinoamericanos se esfuerzan por obtener recursos para hacer frente a esta situación, además de que el comercio de la región con China está casi paralizado.

TAMBIÉN LEE: En tiempo real, la pandemia que atemoriza al mundo de los negocios

El viernes 3 de abril, la secretaria general de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe, Alicia Bárcena, señaló que la contracción de 1.8% sería el mejor escenario para la región, sin embargo, no descarta una caída entre el 3% y 4% (o por encima) debido al impacto económico del coronavirus en los principales socios comerciales.

“El desempeño de la economía mundial ya era débil antes de la pandemia del Covid-19. En el período 2011-2019, la tasa media de crecimiento mundial fue del 2.8%, cifra significativamente inferior al 3.4% del período 1997-2006. En 2019, la economía mundial registró su peor desempeño desde 2009, con una tasa de crecimiento de sólo un 2,5%. Ya antes de la pandemia, las previsiones de crecimiento del PIB mundial para 2020 se habían revisado a la baja”, señala la Cepal en su más reciente informe.

TAMBIÉN LEE: ¿Qué ganan los bancos con las facilidades a los clientes por Covid-19?

Con esta estimación quedaron ‘sepultados’ las perspectivas del Banco Mundial y el FMI que proyectan un crecimiento regional de 1.8%, mientras que la CEPAL anticipa un 1.3% para este año.

En este mismo sentido, el director para América Latina de la firma Moody’s Analytics, Alfredo Coutiño, estimó que la economía de la región puede crecer entre 1 y 1.3% en 2020, luego de una expansión cercana a cero este año.

Reorientación del gasto y emisión deuda, claves contra el Covid-19

Para la profesora e investigadora de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (Flacso), Alicia Puyana, los países de la región deben apostar por la reorientación del gasto para el sector salud, además de acudir a la emisión de deuda para tener los recursos necesarios para enfrentar al COVID-19.

En este mismo sentido, la también doctora en Economía por la Universidad de Oxford considera que el deficit fiscal que se puede generar en los países de América Latina se puede deber a la caída de la producción y a la baja en los impuestos.

Por su parte, la Cepal señala que esta coyuntura debe ser aprovechada por los países para establecer cambios hacia un modelo de desarrollo más sostenible, además propone que las naciones busquen una integración como elemento para mitigar los efectos de la pandemia en América Latina.

 

Siguientes artículos

coVID-19 Coronavirus, covid-19, 2020, CDMX
Ssa registra otro récord de contagios de Covid-19; estima 48,708 casos activos
Por

Si bien la Ssa registró otro récord de casos confirmados de Covid-19, insistió en que la epidemia ya tiene una tendencia...