EL DIAGNOSTICO: El Covid 19 afecta al mesianismo gubernamental haciendo manifiesta su Ineptitud e incompetencia; presenta el sarcoma de la eterna corrupción (pero ahora con otros socios y familiares); ante las erupciones cutáneas de pérdida de confianza y credibilidad y la abrumadora opinión ciudadana desfavorable; sufre de episodios frecuentes del ebrio mala copa: negar las estadísticas, terco y aferrado, hacerse la víctima, alucinar complots, culpar a otros y presenta episodios de repulsión, intolerancia y agresividad contra cualquiera que lo critique.

El afectado presidencial sufre de convulsiones y se retuerce en su retorica y demagogia de siempre; se agravan su paranoia e hipocondría permanente (alucina con el neoliberalismo y esta embrujado por adversarios imaginarios); y se profundiza su delirio de persecución (todos los males son obra de la mafia del poder que lo acosa y paga campañas en su contra). 

Esquizofrénicamente, acusa y reclama a gritos a los ingratos medios de comunicación nacional e internacional; las redes sociales (aún los bots que tiene pagados), todos lo acorralan. El ejecutivo es la victima permanente, se autoflagela y se desgarra las vestiduras para inmolarse masoquistamente (recordemos que esta práctica es usada para expiar la vergüenza y los pecados inconfesables propios).

Presenta también episodios de fantasías (saldremos adelante, todo va muy bien, petróleo es un gran negocio); se manifiesta devoto de la serie de la Isla de la Fantasía (sale al balcón presidencial a recibir el avión que llega de China con los insumos salvadores).

Se aferra a un romance imaginario y eterno con un pueblo pobre; escribe poemas, canta canciones y se hace el chistoso. Se asume seductor, pero se mira en el espejo como el adefesio Dorian-Grayesco (si se me permite el gazapo) ante una ciudadanía que padece la terrible resaca de la peda electoral y la aventura en un hotel de paso de quinta; sufriendo la vergüenza y el arrepentimiento del voto por hambre, ignorancia y desquite, pagado con “apoyos de bienestar”.  

La burocracia, los jóvenes, los pobres, las mujeres, los pequeños y medianos empresarios, los adultos mayores, los que lo compraron, ven como se desvanece el paraíso prometido. El personaje que en su megalomanía aspiraba a inscribirse al lado de los próceres, barato, accesible, simple, populista, primitivo y auténtico que les vendieron no sirve para tomar decisiones, la inseguridad y el crimen están cada vez peor; a los pobres existentes se siguen sumando más trabajadores y clases medias; declara la violencia de género inexistente, no es eficiente, es obtuso, vive de la improvisación, hace todo al “aventón” y no tiene habilidades ni visión de estadista, todo lo soluciona con más demagogia y quitándole a los ricos para darle a los pobres (para hacerse popular y comprar votos).

Los sentidos del paciente se disminuyen y deterioran: no oye e ignora a los críticos (siempre serán pagados), no ve otras cifras que no sean las que inventen sus “expertos” o las encuestas propias (claramente pagadas o patrocinadas); no tiene tacto y explota ante los cuestionamientos auténticos. 

El individuo mesiánico ya no responde al tratamiento de sus médicos de cabecera (que  deberían estar trabajando en algo útil y con el mismo equipo que el personal de primera línea, en vez de maquillar cifras o hacerla de comparsa), le recetan testimonios cursis y ridículos, notas distractoras, acusaciones de corrupción; gastan millones en redes sociales; bloquean y espían; lo rodean de franeleros, merolicos, patiños, preguntas y periodistas a modo para aliviar sus fiebres mañaneras, pero el alivio de esas drogas va mermando.  

PROTOCOLO TERAPEÚTICO. La prioridad deben ser las víctimas colaterales: economía, sustentabilidad, empleos, ingreso, salud, desarrollo, educación, recuperación, justicia, equidad, seguridad; en suma, la democracia y la viabilidad de México.

Es urgente un PROFUNDO PROCESO DE ALFABETIZACION POLÍTICA CIUDADANA, esto debe atenderse de manera inmediata, el electorado no puede seguir eligiendo pésimos gobernantes por visceralidad, inequidad y falta de información. Rescatar la actitud, razonamiento y pensamiento critico del pueblo para no dejarlo a merced de falsos profetas y sus operadores locales del voto.

Es crucial que surjan y se desarrollen NUEVOS LIDERAZGOS, ciudadanos, articuladores, frescos, naturales, auténticos, no nacidos en el seno de partidos burocráticos, anquilosados y enquistados, libres del moho de una oposición catatónica y ausente arrinconada por sus remordimientos y complicidades. 

Urge un CONSENSO organizado, unificado, solidario libre e independiente y con altura de miras de las fuerzas opositoras, los críticos y que sirva de contrapeso a las ocurrencias, desvíos y permanentes pifias del gobierno. Eficiencia, transparencia y honestidad. 

Un frente de batalla crítico es desarrollar una INFRAESTRUCTURA DE COMUNICACIÓN contestaria y que soporte el trabajo político y electoral. Es necesario que las organizaciones fiscalizadoras de la ciudadanía se manifiesten y mejoren sus formatos y estrategias de comunicación, así como rescatar la cámara de diputados en el 2021. 

Se requiere un NETWORKING de protección solidaria, conexiones, seguimiento y seguridad ante los embates, espionaje, acoso, acusaciones y persecución contra cualquier detractor, la lucha política no será noble. Nada de amilanarse ante las etiquetas de riquillo o mafioso, esos son mecanismos psicológicos de defensa de complejos, envidias y traumas de la infancia del enfermo. En la democracia nadie puede juzgarnos por nuestro derecho a expresarnos libremente. 

Contacto:

Correo: [email protected]

Twitter: @CapitolCComm

Facebook: Capitol Consulting & Communication S.C.

Página web: Capitol Consulting & Communication

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Michoacán-santuario-mariposa-monarca
Incendio termina con 100 hectáreas de Biosfera de la Mariposa Monarca
Por

Tras cinco días de permanente combate, 300 brigadistas lograron apagar el fuego.