Reuters.- El ritmo de creación de empleos de Estados Unidos se aceleró en marzo desde mínimos de 17 meses, ya que un clima benigno mejoró la actividad en sectores como la construcción, en cifras que colaboran en aplacar los temores a una desaceleración brusca de la economía en el primer trimestre.

Pero la escasez de trabajadores y los efectos remanentes de condiciones más ajustadas en el mercado financiero al final del año pasado hicieron que el crecimiento del empleo se situara por debajo de la fuerte aceleración del 2018.

En su esperado reporte mensual, el Departamento del Trabajo también ajustó este viernes ligeramente al alza el aumento de empleos de febrero, a 33,000 plazas, desde 20,000 registradas anteriormente.

La inflación salarial también se debilitó en marzo y más personas salieron de la fuerza laboral, por lo que la lectura apoya aún más la decisión de la Reserva Federal el mes pasado de suspender su ciclo de endurecimiento monetario.

Lee también: Guerra comercial EU-China pone en riesgo empleos manufactureros y agrícolas: FMI

El banco central estadounidense dejó de lado sus proyecciones sobre alzas de interés durante lo que queda del año, después de haber incrementado cuatro veces los costos de endeudamiento en el 2018.

Las nóminas no agrícolas subieron en 196,000 puestos el mes pasado, por encima de las expectativas de un sondeo de Reuters de 180,000 nuevos empleos.

El dato del segundo mes fue revisado al alza para indicar un aumento de 33,000 plazas en lugar de las 20,000 reportadas con anterioridad. La tasa de desempleo nacional permaneció sin cambios en 3.8%, dijo el gobierno.

La economía ha mostrado un menor dinamismo mientras pierden fuerza los efectos de recorte de impuestos de 1.5 billones de dólares y el aumento del gasto gubernamental impulsados por la administración de Donald Trump.

La guerra comercial entre Washington y Pekín, y la desaceleración mundial, también han afectado a la economía, que en julio marcará una década de expansión, el mayor lapso en su historia.

El informe de empleo se sumó a los datos alentadores sobre actividad fabril y gastos de construcción divulgados recientemente, que llevaron a los bancos de Wall Street a elevar sus estimaciones de crecimiento para el primer trimestre.

En tanto, el promedio de salarios por hora se elevó en marzo en 4 centavos de dólar, o 0.1%, luego de saltar 0.4% en febrero.

La cifra bajó el incremento anualizado de los sueldos a 3.2% desde el 3.4% de febrero, que fue la mayor alza desde abril del 2009. El modesto aumento de los salarios podría avivar preocupaciones acerca del gasto del consumidor después de un estancamiento visto en enero.

 

Siguientes artículos

peso-dolar-remesas
Flujos hacia mercados emergentes deberían recuperarse en 2019 y 2020: IIF
Por

El IIF predijo flujos de capital no residente de 1,260 millones de dólares en 2019, por encima de los 1,140 millones de...