Entre todas las señales económicas encontradas, el nivel del gasto de los hogares mexicanos aún no muestra señales claras de recuperación. Ahí está el principal desafío para nuestro mercado potenciado por el débil crecimiento económico actual.

 

Estamos viviendo un 2015 lleno de contrastes, con mínimos y máximos históricos en distintos indicadores, con la inflación más baja en la historia y un dólar incluso superando los 17 pesos. Sin llegar todavía al 100% en el índice de confianza del consumidor encontramos que los mexicanos a junio estaban más optimistas que un año atrás, pero en cuanto a la situación económica del hogar, comparando con meses previos, se mostró una ligera disminución; respecto a la situación económica del país mejora la percepción de la gente tanto en el presente como hacia el futuro.

En este contexto, las expectativas de crecimiento del país han tenido revisiones a la baja, por lo que la pregunta obligada es ¿cómo todos estos indicadores afectan el consumo de los hogares mexicanos? En definitiva, ¿cómo vamos? Aquí algunas conclusiones:

PUBLICIDAD
  1. El gasto medio de los hogares sigue debilitado: Un hogar promedio gastó en el primer semestre de este año, en las más de 70 categorías de productos que auditamos, 10,191 pesos, mostrando un incremente en este gasto medio versus el primer semestre del año anterior de 2.5%. Bajo este mismo comparativo de tiempos, los precios se incrementaron en un 4.6% en este canasto de medición, es decir, el incremento en el gasto medio de los hogares no alcanza a reflejar el incremento de precios, por lo que todavía los hogares están mostrando una activación del gasto muy débil
  2. En el gasto de los hogares ganan peso los canales modernos: En línea con las cifras de ANTAD, que muestran una fuerte recuperación del gasto en los autoservicios por parte de los mexicanos, efectivamente, este canal gana participación en el mix de gasto de los hogares, aunque lo único que están haciendo es trasladar gasto de otros canales hacia el canal moderno. Dado lo anterior, no se muestra aún una activación real del gasto de los hogares mexicanos, aunque se muestre una fuerte recuperación del canal moderno.
  3. La migración a formatos pequeños como fuente de crecimiento: De todas las categorías que auditamos, 29 movieron su gasto hacia formatos más pequeños. De todas estas categorías, en el 75% esta estrategia les permitió crecer, aunque sea un crecimiento reducido. El otro 25% no logró activarse en gasto aunque también ejecutaron estrategias bien agresivas de reducción de empaques.
  4. Crecen categorías prescindibles: Estas categorías son aquellas que penetran menos del 30% de los hogares todos los meses. De alguna forma son categorías que podrían faltar en el hogar sin conseguir afectarlo de manera importante. Bueno, en este contexto, estas categorías ganan peso en el mercado. Parece ser que, aunque el entorno económico está todavía complicado para nuestro país, los mexicanos se quieren dar ciertos gustos y están invirtiendo más en este tipo de categorías.

Entre todas las señales económicas encontradas, el nivel de gasto de los hogares mexicanos todavía no muestra señales claras de recuperación. Aquí está el principal desafío que aún muestra nuestro mercado potenciado por el débil crecimiento económico actual.

 

Contacto:

Correo: [email protected]

Twitter: @kwpfabian / @KwpMexico

LinkedIn: Fabián Ghirardelly

Página web: Kantar Worldpanel

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

¿Por qué hay apps colaborativas que (no) son mal vistas?
Por

La asimetría regulatoria entre los estados donde operan apps colaborativas les supone complejidades de administración, a...