El mayor repunte se dio en los sectores de alimentos, combustibles y educación; analistas pronosticaban una tasa anual a 3.43%

 

Reuters

MEXICO DF – La inflación interanual de México tuvo un avance marginal hasta la primera quincena de agosto, en tanto que el índice subyacente de tendencia tocó un nuevo mínimo, fortaleciendo apuestas de estabilidad en la tasa de interés de referencia.

PUBLICIDAD

El índice de precios al consumidor se ubicó en un 3.54% interanual hasta la primera quincena de agosto, contra el 3.53% observado en el periodo comparable hasta julio, según datos difundidos el jueves por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

El índice subyacente interanual, el punto clave de la política monetaria del banco central, se desaceleró hasta un récord en baja de 2.38%, lo que reforzó expectativas de que la entidad no tocará pronto la tasa clave.

“Así es, el banco central se tornará más propenso a recortar tasa, pero no lo hará”, dijo Benito Berber, economista de mercados emergentes de la firma Nomura. “Si la Reserva Federal de Estados Unidos comienza bajar su estímulo en septiembre, entonces yo diría que el banco central no recortará”, agregó.

La tasa interbancaria a un día del Banco de México (central) está en un 4 por ciento desde marzo, después de haber permanecido casi cuatro años en un 4.50%

Con la economía en desaceleración, los precios bajo control y sin presiones por delante, los analistas creen que aunque se ha fortalecido el sesgo a la baja para la tasa clave, cualquier movimiento dependerá del futuro del plan de estímulo de la Fed.

El miércoles se publicó la minuta de la reunión más reciente de política monetaria de la Fed que reveló que sólo unas pocas autoridades pensaron que pronto sería el momento de “reducir en algo” el ritmo de compra de bonos en su reunión del mes pasado, mientras que otras aconsejaron paciencia.

 

Bajan servicios turísticos 

El índice de precios al consumidor subió un 0.26% en la primera quincena de agosto, arriba del 0.19% previsto en un sondeo de Reuters entre analistas .

Pero el índice subyacente, considerado un mejor parámetro para medir la trayectoria de los precios porque elimina algunos productos de alta volatilidad, creció un 0.10% en la primera quincena de agosto, abajo del 0.14% proyectado en el sondeo.

Los mayores aumentos en el índice general se registraron en algunos alimentos, en combustibles y educación, mientras que bajaron los servicios turísticos en paquete, el transporte aéreo, la telefonía móvil y algunos productos agropecuarios como el pollo.

A principios de agosto, el banco central adelantó que la inflación terminará el año alrededor de 3.5% congruente con su meta del 3% +/- un punto porcentual.

En el informe trimestral de inflación, la entidad redujo su proyección de crecimiento este año para la segunda mayor economía de América Latina a un rango de entre un 2 y 3%, desde un 3 y 4% previo, debido a la fragilidad del entorno externo.

Carlos Capistrán, economista para México de Bank of America/Merrill Lynch, dijo que el potencial de expansión del país es bajo, tomando en cuenta que el Inegi también cambió el año base en sus mediciones.

“El banco central no tiene motivos para estar más cerca que antes de que se difundieran los datos de la economía del segundo trimestre de un recorte a la tasa clave”, dijo.

El martes, el INEGI informó que la economía mexicana cayó en el segundo trimestre por primera vez desde que salió de una profunda recesión hace cuatro años, lo que obligó al Gobierno a rebajar su cálculo de expansión para todo el año.

Los datos decepcionantes llevaron al Gobierno a reestimar, por segunda vez en el año, su proyección de crecimiento de todo el 2013 al 1.8 por ciento, desde un 3.1%

 

Siguientes artículos

Wall Street opera con leves ganancias tras datos económicos
Por

Los sólidos resultados de las principales economías del mundo ayudaron a despejar la incertidumbre en los mercados; el í...