Las advertencias sobre un impago en El Salvador siguen creciendo, así lo consideró S&P, debido a que pueden presentarse mayores riesgos por la falta de acuerdos políticos en el país centroamericano.

“A pesar de que el gobierno salvadoreño está al corriente de su deuda externa y de Letras del Tesoro, prevé que se presenten mayores riesgos derivados de la falta de autorizaciones por parte del Congreso para contratar deuda adicional para los siguientes seis meses, lo que presionaría la posición de liquidez del gobierno”, consideró S&P.

La calificadora bajó la calificación soberana al país desde su anterior “B-” a “CCC”.

Además, colocó en revisión especial, con implicaciones negativas para llegar a incumplimiento selectivo.

PUBLICIDAD

Puedes leer: El Salvador está cerca del impago: Fitch

La firma indicó que a inicios de la próxima semana resolverá el estatus de revisión especial que colocó la noche de este martes.

“Esperamos resolver el estatus de Revisión Especial después de los próximos cinco días hábiles, con base en el resultado de las negociaciones políticas sobre una asignación presupuestaria indispensable para cumplir con estas obligaciones de deuda”, aseveró en su reporte.

S&P todavía no declara en impago ese retraso, puesto que su metodología estipula esperar un período de gracia.

“Debido a que los vencimientos de los CIPs no cuentan con un periodo de gracia establecido, tratamos a estas obligaciones como con un periodo de gracia imputado de cinco días hábiles de acuerdo con nuestros criterios”, apuntó la clasificación.

 

Siguientes artículos

gasolina
7 de cada 10 litros de diésel vendidos en México son importados
Por

Entre febrero de 2016 y 2017, México duplicó la importación de diésel. Te contamos los detalles.